¡Vaya lío!: otro insustituible del Barça (y Leo Messi) listo para salir

Ernesto Valverde no da crédito

Si uno se fija en todos los grandes partidos que han marcado el fracaso del Barça en los últimos años en la Champions League ve un denominador común: falta de compromiso defensivo y ausencia de carácter. Lejos de la calidad que se le presupone a un equipo como el culé y con la aspiración de ganar la orejona, estas dos características resultan absolutamente clave para alzarse con ella. Principalmente porque es una competición en la que es fundamental saber capear el temporal cuando arrecien los malos momentos, que siempre llegan.

LiverpoolPSGRoma… todas esas caídas responden a un patrón que Ernesto Valverde quiere disolver cuanto antes: eso se consigue con experiencia y jugadores -quizá no cracks, pero sí básicos- que posean esas virtudes. Y en el Barça no abundan. Si al Barcelona le salen las cosas, es una apisonadora, pero cuando estas se tuercen comienza a flaquear o se desploma. Lo saben bien en Can Barça. Por eso se revalorizó tanto la figura de Arturo Vidal, un auténtico guerrero del tapete verde. Con él en el campo, la brega está garantizada.

Esas cualidades, pese a su edad (32 años), son muy valoradas en el mundo del fútbol. Y más en Italia, concretamente para un exjugador que ejerció de pivote defensivo y todocampista, como el ahora técnico del Inter de Milan, Antonio Conte. El míster italiano lo quiere y va a dar el paso de tratar de contratarlo. Conte sabe que el Barcelona necesita dinero y hueco, y piensa pescar en río revuelto. Ahora bien, Ernesto Valverde no está tanto por la labor.

Antonio Conte, en su etapa en Inglaterra

Para el Txingurri dejar ir a Ousmane Dembelé o Philippe Coutinho a cambio de otro punta de lanza, incluso aceptando la pérdida de otro jugador como Samuel Umtiti, cada vez más a disgusto, tiene un pase, pero desarticular el medio del campo es otra cosa. Bien es cierto que Frankie De Jong aportará calidad, que también está garantizada con Sergio Busquets y Arthur, y aún así Valverde sabe que las temporadas son largas y duras, y El Rey Arturo es un futbolista que se las ha visto de todos los colores.