Zidane lo sentencia y se venga. “No quiere entrar en la operación Pogba”

Florentino Pérez lo quería fuera.

A Zidane en su regreso no le ha temblado el pulso para dejar de lado a jugadores con los que no cuenta. Por más que intente preservar la armonía del vestuario, es normal que alguna situación trastoque un poco sus planes. Por enésima vez, Zizou ha sentenciado a James Rodríguez. El mediocampista no da una con el francés en la dirección técnica, ya que, cuando estaba ganando confianza se lesionó en una extraña situación con la Selección Colombia. La devolución de cuentas por parte del cafetero afecta el fichaje soñado, Paul Pogba

James se niega rotundamente a entrar en la operación Pogba para llegar al Manchester United. El colombiano quiere decidir su futuro e ir a un equipo que juegue Champions League la siguiente temporada.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Ganar te da confianza para lo que viene. Este es el camino equipo. 💪🏼 #halamadrid⚪

Una publicación compartida de James Rodríguez (@jamesrodriguez10) el

Los Red Devils se encuentran sextos y con pocas chances de hacer una remontada de puntos épica que les termine dando un boleto a la Champions. La dirigencia del Madrid busca opciones para abaratar los 160 millones de euros que quieren los ingleses por el centrocampista campeón del mundo. El costo es desproporcionado por el nivel actual que presenta el futbolista, pero ellos ponen el precio y la Casa Blanca lo quiere. 

James y Pogba pueden terminar lejos de Zidane

James tiene muchos números para salir el siguiente verano, pues no cuenta con el respaldo del cuerpo técnico. Por otro lado, Pogba ha recibido una infinidad de salvavidas por parte del Real Madrid, pero no termina de dar el paso adelante para forzar su salida. Esa actitud está colmando la paciencia de la presidencia, que no está dispuesta a hacer movimientos incoherentes por un capricho. 

La aparición de Fede Valverde hace que no sea prioridad el fichaje de Pogba, a pesar de que Zidane lo sigue prefiriendo para su centro del campo. El destino podría terminar alejando a ambos elementos del conjunto merengue para el siguiente año.