¡Zidane se queda sin él! Este jugador se marcha al Nápoles

Es uno de los jugadores que quería el Real Madrid como recambio de Casemiro

¡A pescar a otro lado! Stanislav Lobotka, actual jugador del Celta de Vigo, está muy cerca de cerrar su fichaje por el Nápoles italiano. El jugador era una de las opciones que barajaba Zidane para dar descanso a Carlos Casemiro.

El centrocampista eslovaco de 25 años ha militado en el club gallego los tres últimos años. Tras una temporada -la actual- en la que el equipo se encuentra en la zona crítica de la tabla, ya que su dinámica es profundamente negativa, Lobotka es uno de los pocos jugadores que está rindiendo al nivel que se espera de él. Por ello, le ha fichado el Nápoles de Genaro Gattuso.

El Real Madrid sale ligeramente tocado de este movimiento, ya que Zidane contaba con incorporar un suplente de garantías para darle descanso en algún partido a Casemiro. El brasileño está cuajando una temporada espectacular y la suma de minutos que está acumulando -entre otras cosas, por no tener un recambio natural en esa posición- le podrían pasar factura en los momentos más decisivos de la temporada.

La llegada del todavía jugador del Celta al conjunto napolitano propiciará un aumento notable de su ficha y una inversión que dejará en las arcas del club español cerca de 25 millones de euros. Con ese dinero, el conjunto liderado por Iago Aspas podrá realizar nuevas incorporaciones para intentar revertir la actual situación deportiva que atraviesa el club.

¡Pequeñito pero matón! La salida de Lobotka del club es tan inminente que en el partido liguero que disputó ayer su equipo, el esloveno se quedó fuera de la convocatoria, algo inaudito ya que hasta la fecha lo había jugado casi todo. El centrocampista es un portentoso jugador de corte defensivo, con una gran capacidad para interceptar pases rivales y con una gran habilidad para sacar el balón jugado. Pese a su pequeña estatura, se trata de un jugador que protege a la perfección el esférico y es capaz de filtrar pases de gol cuando se aproxima a la zona de la frontal en el área rival.

Florentino Pérez y Zinedine Zidane tendrán que buscar otra alternativa para ese rol de suplente ya que el centrocampista esloveno ha optado antes por disputar minutos que por calentar el banquillo blanco en la gran parte de encuentros que dispute el equipo.