Zidane tiene la bomba: ¡Se iba con Messi, pero lo traerá al Real Madrid!

Logra convencer a una estrella

Eduardo Camavinga era colocado en la agenda de Barça y Real Madrid. Y no es para menos, pues sus impresionantes actuaciones, sumado a su juventud y su aceptable precio, habían provocado que los mejores clubes del continente se fijaran en él. Porque, a sus 17 años, ya es titular indiscutible, y una de las estrellas, del Stade Rennais, que ocupa una meritoria tercera plaza en Ligue 1.

Capacitado para jugar como pivote defensivo o mediocentro, no ha acusado la presión que hay en él, ni la expectación que genera. Tiene unas cualidades físicas, técnicas y mentales impresionantes, y tiene todavía un gran margen de mejora. Es fuerte, rápido, inteligente, sobrio, maduro… y muchos ya se atreven a compararle con N’Golo Kanté, salvando las distancias, claro.

En el Camp Nou le contemplaban, y le contemplan, como un buen recambio para Sergio Busquets, que ya tiene 31 años, y no atraviesa su mejor momento. Es lógico, pues ha entrado en la cuesta debajo de su carrera, después de una década rindiendo a un nivel soberbio. Aunque son de unas características algo diferentes, estaban convencidos de su adaptación al club. 

Camavinga también veía con buenos ojos vestir de azulgrana, y se rumoreaba que el trato podía cerrarse por una cifra cercana a los 40 millones de euros. Pero Zinedine Zidane ha aparecido en escena, y ha hablado personalmente con el jugador para convencerle de que espere al Madrid, que en verano irá con todo a por él, pues no tienen relevo para Casemiro.

Una conversación que ha hecho plantearse muchas cosas a la joya gala, que, si sigue así, muy pronto puede debutar con la selección absoluta, ya que Didier Deschamps confía plenamente en él. Porque pocos jugadores tienen el privilegio de decir que son del completo agrado de ‘Zizou’.

Ahora es el turno de Florentino Pérez.