Zinedine Zidane se harta de un peso pesado del Real Madrid

Se pone serio y le da un ultimátum

Zinedine Zidane está harto del rendimiento de algunas piezas del Real Madrid, cuya paciencia han colmado. El primero en irse ha sido Luka Jovic, pero ni mucho menos será el último, pues Álvaro Odriozola también puede seguir el mismo camino este mismo enero. Y otro que está en el punto de mira, por sorpresa, es Dani Carvajal, que está teniendo un curso muy complicado. Probablemente, el peor, en cuanto a todo, desde que llegó.

Ha sido intocable desde 2013, verano en el que Florentino Pérez decide recuperarle, después de una gran temporada en la Bundesliga. En las filas del Bayer Leverkusen, ganó mucha experiencia y se curtió, entrando en el once ideal de esa campaña, y siendo designado como el ‘rookie’ del año. Álvaro Arbeloa, primero, y Danilo, después, fueron sus competidores, pero nadie pudo robarle el puesto. Porque el internacional español, a su mejor nivel, es de los mejores del planeta.

Defensivamente es un seguro por su fuerza y su velocidad, y en ataque es una pesadilla para los rivales. El técnico francés siempre ha tenido una completa confianza en el de Leganés, criado en La Fábrica, y por ese motivo, este verano vetó el regreso de Achraf Hakimi procedente del Borussia Dortmund. Quería demostrar al ‘2’ que tenía toda la fe depositada en sus capacidades, y que no quería un competidor serio, que le pudiera robar el puesto.

El problema es que Carvajal no ha respondido a esa confianza de ‘Zizou’ como debería. Cierto es que las lesiones le han perseguido, y le han hecho perderse un gran número de duelos. Pero, cuando ha estado disponible, tampoco ha estado al 100%, ni mucho menos, quitando alguna que otra actuación meritoria. De hecho, nadie duda de que el lateral titular en la selección española para la próxima Eurocopa será Jesús Navas, del Sevilla de Julen Lopetegui.

Y, ahora mismo, la misión de Dani será ir convocado. Porque su compañero en el Madrid, Lucas Vázquez, incluso lo está haciendo mejor que él, pese a sus recientes errores en la semifinal de la Supercopa de España, contra el Athletic Club de Bilbao.

Mucho trabajo le queda.