¡Bombazo! Mbappé se va en 2021 y ya ha decidido entre Barça y Madrid

El Clásico se juega en París: el PSG le ofrece esta barbaridad pero el jugador piensa esto

Fíjense si las campanas de la guerra trinan con antelación y sin previo aviso que aún falta que se culmine esta temporada y la siguiente y ya se está hablando del gran bombazo del año, quizá del lustro por ser quien es el protagonista y por las cifras que se manejan. Kylian Mbappé es hoy por hoy y de lejos el jugador más caro del mundo, está tasado en 200 millones aunque su salida de París sería mucho más cara. Y Barça y Madrid lo saben.

Preparan una cifra astronómica dentro de dos temporadas y el jugador, como asegura su entorno, sí estaría dispuesto a salir rumbo a España. Lo que no sabíamos hasta ahora era cuál era el destino elegido, que en estos momentos se ha filtrado. Pensarán que resta mucho hasta que se culminen dos veranos, pero no. Primero porque el PSG ya se ha movido con el ánimo de convencer al jugador de que se quede, y ojo a lo que le ofrecen.

Kylian Mbappé

Nasser Al Khelaifi le ha puesto sobre la mesa al joven atacante francés un contrato de renovación con un sueldo de ¡50 millones de euros! Poca broma estas cifras. El problema es que el jeque sabe que hay un anhelo en el punta por cambiar de aires, mudarse a una liga más competitiva y ser parte de uno de los dos clubes más grandes del mundo: Madrid o Barça. Y el jugador ya ha elegido.

Primero porque Mbappé sabe, por la experiencia con Neymar, que Al Khelaifi le pondrá las cosas muy difíciles al Barça, debido a su mala relación; pero sobre todo porque le apasiona desde siempre la posibilidad de jugar en el Santiago Bernabéu. Además, la gusta la posibilidad que le ofrecerá un Florentino Pérez que ha mimado la relación con el jugador. También le encantaría ponerse a las órdenes de Zinedine Zidane (aunque es osado pensar que el francés dure tanto, más en un club con la exigencia del blanco) y jugar junto a su amigo Raphael Varane, que tampoco pierde un momento en hablarle de las lindezas de Madrid. Por último, sabe que, aunque quede mucho tiempo aún, en Madrid sería el 10 sin discusión, el capo de un equipo que giraría en torno suyo. Asimismo sabe que en España siempre es más asequible llevarse el Balón de Oro.

Todo hace indicar que aunque la guerra ha estallado, todos los caminos del francés le llevan a Concha Espina.