Traiciona a Neymar y Mbappé: la estrella del PSG que se ofrece al Barça

Messi da el OK

Marco Verratti ha vuelto aparecer en el horizonte del Barça de cara al mercado de fichajes. El centrocampista italiano lleva la agenda muchas temporadas, y ya ha estado realmente cerca de aterrizar en varias ocasiones. Pero, por una cosa o por otra, siempre ha tenido que conformarse y aceptar seguir en París donde llegó en el año 2012 procedente del Pescara.

Muy poca gente en aquel momento podía llegar a imaginar que aquel menudo centrocampista de apenas 165 centímetros podría llegar a ser lo que hoy en día: uno de los jugadores más solventes del mundo en su posición. Siempre que Lesiones en especial de la zona de la espalda y la cadera le han respetado, ha demostrado ser un futbolista diferente con unas condiciones únicas que le han llevado a ser comparado con el mismísimo Xavi Hernández.

El conjunto azulgrana ha intentado su fichaje en varias ocasiones. En especial, en el año 2017, pero el PSG se ha negado rotundamente a dejar salir al jugador predilecto del jeque. Una situación que este verano podría cambiar ya que la relación del internacional italiano con Thomas Tuchel no es especialmente buena y el técnico alemán vería con buenos ojos su salida a cambio de una cantidad astronómica de dinero y de poder retener a Neymar Junior y Kylian Mbappé. 

Mino Raiola representante de Verratti ya ha mantenido una conversación con la directiva del cuadro galo y les ha hecho saber que el seis quiere cambiar de aires al final del presente curso. No quiere pasar toda su vida en una liga tampoco atractiva como la Ligue 1. No quiere colgar las botas sin antes conocer un nuevo país, una nueva cultura, nueva competición y marcharse a un equipo donde de verdad tenga serias posibilidades de alzar la Champions League.

En el Camp Nou sería muy bien recibido y Leo Messi a la cabeza ya ha dado el visto bueno a su llegada. Todos le ven con un refuerzo de primer nivel y que encajaría como un guante en los esquemas del cuadro culé. Allí formaría una medular de ensueño junto a Frenkie de John Arthur Melo y Sergio Busquets. Y se convertiría en un gran sustituto de Iván Rakitic, Arturo Vidal o Carles Aleñá, que están en la rampa de salida.

Su precio rondaría los 60 millones de euros.