“De acuerdo, está hecho”: ¡Intercambio tremendo de cracks!

La estrategia de Florentino Pérez da sus frutos

Las circunstancias de que el mercado inglés se someta a cierre antes que el español o el italiano tiene ventajas e inconvenientes. Entre las primeras pesa la razón de que obligan a un movimiento directo mucho antes a los británicos, que debe cerrar sus acuerdos antes que el resto; las segundas acotan los plazos y las urgencias son mayores para todos ya que hay menos capacidad para obrar en el mercado veraniego como tal.

En el caso del Real Madrid, disponer de tiempo era una ventaja que ha perdido y no se puede permitir. Aunque no todo son malas noticias, el mismo rival por su gran operación en marcha, el Manchester United, ha forzado las negociaciones por Paul Pogba. El amigo en el equipo del francés, Romelu Lukaku, va a salir antes que él del club inglés, rumbo a Italia, y lo hará tras unas duras negociaciones con los directivos del Inter de Milan, club que le desea por encima de todas las cosas.

Los nerazzurri eran incapaces de acercase a los 85-90 millones que pedían los red devils por el corpulento jugador belga, por lo que han incluido a un jugador que interesa a Old Gunnar Solskjaer, pese a su edad, que está dentro de la operación y por el que se ha llegado al acuerdo. El agente de Lukaku, Federico Pastorello, ha presionado mucho para ello, toda vez que su jugador no ha disputado ni un minuto de la pretemporada del Manchester. Los italianos esperan llegar a los 70 millones abonados en plazos más el extremo croata que exigen desde Old Trafford.

Ni que decir tiene que los planes del técnico nórdico empiezan a tomar color, máximo con Milinkovic Savic y Maguire prácticamente hechos. Ahora toca recaudar por Paul Pogba, y ahí no va a haber muchas concesiones. Sí, el jugador quiere irse, y sí, Zidane le quiere, pero los diablos rojos quieren sus millones en compensación.

Milinkovic-Savic, con la Lazio

Cierto es que Ed Woodward mira con bastante más interés en lo privado que en lo público la posibilidad que ofrece el Madrid de rebajar los 180 millones a 120 incluyendo a Gareth Bale, aunque la postura oficial es inflexible: esa cantidad limpia o Pogba se queda.