¡Bombazo: intercambio de cracks “Tú te llevas a este y yo a ese”!

Inesperado movimiento de Guardiola y millonada

Tal vez no sea necesario pelearse en la superficie del mar, con otros barcos pescadores, por las grandes estrellas que más brillan a la luz del sol, a priori, para encontrar los tesoros ocultos en la vasta extensión del gigante acuático. Las perlas, al fin y al cabo, no existen en esa capa, hay que sumergirse para encontrarlas. No es que no estén cotizadas, y por tanto sean caras, es que por lo menos se puede plantear su movimiento sin hipotecar el club entero.

El Manchester City de Pep Guardiola tiene musculo económico de sobra, lo ha demostrado en multitud de ocasiones, pero es complicado que se meta en luchas por los cracks que llenan portadas. Gasta dinero por talentos ya descubiertos pero aún por explotar. Y Pep Guardiola, que tiene ojo y es un obseso de la Liga española, lleva tiempo observando a una que, a poco, le queda para dar el salto al estrellato.

Lo demostró en la pasada Eurocopa Sub – 21 de Francia que ganó con España y de la que formó parte. Eso unido al deseo de Leroy Sané de marcharse rumbo al Bayern de Múnich han animado a Pep a lanzarse a fichar a este extremo izquierdo que, aunque frío, tiene una calidad fuera de toda duda.

Mikel Oyarzabal estará entre los jugadores con más renombre de España en el futuro más próximo y el técnico catalán cree que ya tiene la suficiente madurez como para ocupar la plaza de Sané y ser una pieza importante en sus rotaciones.

Por tanto, nada menos que 75 millones (su claúsura) están preparando los citizens por un jugador vasco que, de venir El Pep a buscarle, no podrá rechazar la oferta. Al igual que la Real, que con una inyección semejante podría ir al mercado con una potente fuerza de fuego. El City por su parte lo ve como una inversión toda vez que el Bayern, si quiere a Sané, ya sabe su precio: 100 millones de euros, por lo que los ingleses tendrían a una perla, un recambio de garantías y juventud del extremo alemán y 25 kilos para sus arcas.