¡Bombazo!: Un jugador del Barcelona es el sueño de media Premier

Los equipos ingleses ponen sus ojos en Barcelona

Llega la cuenta atrás en Inglaterra. La venta de verano se cierra ya. No habrá fichajes hasta el próximo invierno. Faltan casi menos de 24 horas para que se cierre el mercado y la cosa está agitada. Muchos equipos aún no han hecho los deberes y el mercado de fichajes ahora mismo es un hervidero de movimientos. Las llamadas vía Reino Unido alcanzan cotas históricas. Todas las miradas están puestas ahora en las islas inglesas.

El Manchester es el club que más se está moviendo. Ante la salida de Pogba al Real Madrid los diablos rojos están desesperados por encontrar un sustito de garantías. Han tocado la puerta de Bruno Fernandes, que prefiere el Tottenham, y la de Eriksen. El danés quería jugar en el Real Madrid pero ante la falta de llamada del club blanco parece dispuesto a vestir de rojo. Todo dependerá si el Tottenham contrata al propio Bruno Fernandes o incluso a Lo Celso.

EL Arsenal ha gastado más de lo que podía pero la directiva está ilusionada con el proyecto de Unai Emery y sigue dispuesto a realizar un esfuerzo más. Todas las miradas apuntan a la defensa donde el Arsenal parece muy débil. Pero Emery solo mira a su ataque.

El Liverpool el City  y el Chelsea parece que han hecho ya sus deberes, pero están también abiertos a nuevas incorporaciones o movimientos en los últimos momentos de mercado. Sobre todo si llegan ofertas por algunos de sus jugadores y hay salidas.

Y todos ellos tienen las miradas puestas en un jugador: Philipe Coutinho. El brasileño aún tiene vitola de crack mundial en Inglaterra, donde hizo unos años excepcionales en Liverpool. Es visto como un jugador diferencial y todos creen que allí recuperaría el nivel que le llevó a ser considerado un crack mundial.

Casi todos los grandes han mostrado interés a lo largo del verano, a excepción del City que sigue soñando con la llegada de Neymar y quiere guardar dinero por si hay posibildades de bombazo. El resto todos quieren a Couintho. Especial atención e interés ha puesto Unai Emery que ve a Countinho como la guinda del pastel. Más ahora que Ozil suena para dejar el equipo londinense e irse a la MLS en invierno.

Ningún equipo eso sí parece dispuesto a cerrar un traspaso y la formula de la cesión con opción de compra, obligatoria o no, parece la solución al problema de Coutinho en Barcelona. Ambos quieren resolverlo cuanto antes. El brasileño harto de las críticas y de vivir como un jugador de segunda fila y el Barcelona quiere quitarse de encima un bulto sospechoso. Quizás la peor compra de la historia del equipo culé. Palabras mayores.