Está acordado: Florentino Pérez ya tiene a su centrocampista

Su incorporación supone la venta de una estrella

Hay varias máximas en el fútbol, una de ellas, de las más famosas, dice que “el fútbol es un deporte que inventaron los ingleses, juegan once contra once, y siempre gana Alemania”. Se le atribuye al legendario jugador inglés Gary Lineker. Otra, más moderna, podría ser que en el mercado veraniego hay muchos negocios, pero Florentino Pérez siempre se sale con la suya. O casi siempre. Prueba de ello son los últimos movimientos que la franquicia de Concha Espina ha iniciado y se encaminan hacia un jugador externo y señalan a otro interno.

Una entrada y una salida.

Por partes. La ansiada pieza que supone Paul Pogba lo es pero para Zinedine Zidane, no para un presidente blanco que, de hecho, prefiere a Christian Eriksen. El precio del galo es muy elevado y Florentino ha preguntado en Manchester pero sin demasiado interés, son muchos los inconvenientes en su ecuación y las negociaciones están viciadas antes de siquiera haberse iniciado en serio. Ahora bien, una cosa es que posiblemente Pogba, salvo que se declare en rebeldía, no vestirá de blanco; y otra que el máximo dirigente madridista no tenga otro as en la manga para suplirlo.

Fase dos. Las salidas se han complicado, por lo menos eso parece. Al menos una sí, la de Gareth Bale, que es la única que no tiene controlada el presidente. El resto aún sirven a la causa y los tiempos favorecen al Madrid: Atlético, Nápoles y Manchester se impacientan por James Rodríguez; Tottenham y Liverpool por Dani Ceballos y otros muchos están al acecho de Mariano e incluso de la situación de Isco y Marco Asensio. Las cesiones, ya decididas, irán produciéndose con la pretemporada.

Dani Ceballos con la selección

Este panorama ha confirmado a Florentino Pérez que su as es Christian Eriksen, el que siempre guardo en la manga. El danés va a firmar con el Real Madrid más tarde o más temprano. Y su paciencia le va a ayudar a lograrlo. Liverpool y Tottenham, viendo el interés mutuo por el jugador, han pasado al ataque por Ceballos, estrella de la pasada Europcopa Sub-21, y se lo han hecho saber al Madrid. Ambos clubes saben que deben pagar por lo menos 50-60 millones por él, y en el caso de los Spurs sería prácticamente un intercambio a coste bajo con el danés. Una jugada redonda.

Eriksen, en una promoción

Con esa pieza confirmada, Florentino tratará de tensar la cuerda con el resto de frentes en los que el Madrid tiene la última palabra. En este duelo de paciencias, ya se sabe, Florentino apela a esa otra máxima veraniega.