¡El fin de una era! Jorge Mendes puede arrastrar a Cristiano Ronaldo

El representante portugués vive el peor momento de su carrera y el astro portugués puede acompañarle

La caída del gigante Thomas Cook ha retumbado en todo Reino Unido. Y en todo el mundo. Thomas Cook ha dejado 1200 millones de deuda y 600.000 pasajeros repartidos por todo el mundo. Solo en las Islas Canarias, por ejemplo, eran 4 millones los turistas que el turoperador llevaba todos los años. La pérdida de este volumen de personas puede ser una estocada mortal  para el sector hostelero durante las próximas vacaciones estivales.

La compañía ha cerrado de la noche a la mañana. Sin previo aviso después de unas negociaciones con el gobierno británico que no han llegado a buen puerto. Necesitaban 200 millones de euros que no llegaron. El gobierno ha dejado caer al gigante frente a las críticas y las quejas de los usuarios.

Ahora deben repatriar a más de 150.00 británicos que se encontraban de vacaciones con la compañía. Se estima que el precio va a ser incluso mayor que lo que debían haber pagado como rescate pero el gobierno no ha querido sentar un precedente y ha preferido pagar los platos rotos.

La compañía tenía inversiones del grupo Fosun Group. El grupo posee el 80% de los derechos del Wolverhampton. El equipo inglés les pertenece gracias a Jorge Mendes que les convenció de comprar el club en 2015. Con el portugués actuando prácticamente de director deportivo el equipo ha pasado de jugar en segunda a entrar en Europa League el pasado año.

Sin embargo ahora con este palo económico, se estima que eran 1000 millones en total los que tenían invertidos en Thomas Cook el grupo puede abandonar el club y dejarlo a la deriva. Sería el fin al mega proyecto de Jorge Mendes que domina el mercado de traspasos desde hace más de 10 años.

Una solución que podría encontrar el portugués es traer de vuelta a Cristiano Ronaldo al Manchester United para revalorizar así sus productos y atraer inversores también al Wolverhampton. De momento le fondo inversor chino que posee el 20 por ciento del club ha decidido no hacer ningún tipo de declaración.

Jorge Mendes tiene que hacer magia de nuevo. Y no con el balón donde nunca fue bueno. En los despachos. Cristiano Ronaldo y sus representados hacen el resto.