Florentino se derrumba al saberlo, el plan de Abramóvich arrasa Madrid

Florentino se derrumba al saberlo, el plan de Abramóvich arrasa Madrid

El magnate ruso quiere dinamitar al conjunto blanco a base de talonario

Si hay algo que hoy en día prima en el mercado de fichajes son las suculentas ofertas que presentan los mayores colosos por los jugadores pretendidos. Unas cantidades inmensas de dinero se mueven tanto a las arcas de los clubs como a las de los propios futbolistas, unas cantidades que, por otro lado, en el Real Madrid actualmente no son exacerbadas.

Y ese ha sido el elemento devastador de los últimos mercados de fichajes, ya que el conjunto blanco no ha podido realizar grandes desembolsos, exceptuando el de Eden Hazard, por no contar con la solvencia económica suficiente para ello. Pero un club con su renombre no puede depositar todas sus esperanzas deportivas en la incorporación de un galáctico cada tres temporadas. Eso es lo que ha ocurrido en los últimos años y por algo el equipo se ha convertido a día de hoy en uno de los hazmerreíres de Europa.

Por contra, en el otro lado de la balanza se encuentra el Chelsea de Frank Lampard, que no contento con haber realizado una megainversión de más de 250 millones de euros en la última ventana estival, quiere lanzarse a por uno de los mayores deseos de Florentino Pérez en los últimos años: David Alaba.

Abramovich

Como ya hemos mencionado en diversas ocasiones en este medio, el jugador termina contrato en el próximo mes de junio con el Bayern de Múnich y ya ha rechazado hasta en tres ocasiones las tentativas de renovación que le ha tendido el conjunto bávaro. Quiere cambiar de aires, pero lo hará al mejor postor, es decir, al que más le pague. Y según afirma el diario deportivo inglés The Sun, ese será el conjunto londinense, que se ha adelantado en la carrera para hacerse con sus servicios en detrimento del Real Madrid, la Juventus de Turín y el PSG, tres de los clubs que precisan con más urgencia la llegada de un central de garantías.

A pesar de ello, la llegada del futbolista austriaco a Londres sería un golpe moral tremendo para el conjunto blanco y Florentino no quiere dejar pasar la oportunidad de atar un relevo de garantías para Sergio Ramos, ya que el jugador sevillano está siendo altamente cuestionado y no ha terminado de zanjar su renovación con el club, ya que su contrato expira en el próximo mes de junio.