Fue la sensación con Messi y hace olvidar a Haaland en Arabia Saudí: Guardiola tiene otro galáctico

Fue la sensación con Messi y hace olvidar a Haaland en Arabia Saudí: Guardiola tiene otro galáctico

El argentino brilló en el triunfo mundialista del Manchester City

En la noche donde Pep Guardiola volvió a tocar el cielo del futbol mundial con otro título del Mundial de Clubes, el protagonismo llegó justamente en la posición que más hacía sufrir a los mancunianos. El conjunto dirigido por el técnico catalán sufría la sensible baja de un Erling Haaland que había demostrado ser capital en el Manchester City. Sin embargo, con su enésima irrupción, Julián Álvarez puso de manifiesto que está más que listo para ser considerado uno de los mejores delanteros del planeta pese a la alargada sombra de su compañero noruego.

Julian

Estrella con Messi y en ausencia de Haaland

Si algo ha demostrado Julián Álvarez, es que sabe aparecer en las citas más importantes. Ya demostró en el pasado Mundial de Qatar que, pese a ser el escudero de Leo Messi, el actual delantero del City está hecho por y para las grandes citas. Algo que ha vuelto a suceder en la final del Mundial de Clubes de Arabia Saudí, donde con un doblete ha servido el primer título mundial al conjunto entrenador por un Pep Guardiola que ve como el joven argentino está tirando abajo todas las puertas.

Con la baja de Erling Haaland, era indudable que el puesto de 9 iba a ser para Julián Álvarez, que como viene siendo habitual, no ha dejado pasar la oportunidad de demostrar su nivel para ser la referencia ofensiva de los suyos. Sus cifras de 10 goles y 9 asistencias en lo que va de temporada, junto con un valor de mercado que Transfermarkt pone en 90 millones de euros, hacen que mantener al argentino a la sombra de Haaland sea un lujo cada vez menos sostenible.

Con 23 años y todo en el palmarés

El expediente de Julián es realmente impresionante. El goleador formado en River Plate cuenta con un palmarés que haría de cualquiera una absoluta leyenda. Y es que el argentino ya cuenta con un Mundial y una Copa América, una Champions, Premier League e incluso de la Copa Libertadores, entre otros grandes trofeos tanto del fútbol europeo como del sudamericano.

Así pues, con todo hecho, pero con un camino infinito por recorrer, todo hace indicar que el tiempo de Julián Álvarez en el banquillo del Manchester City ha llegado a su fin. Y es que, de nuevo, en una cita mundialista, el argentino ha demostrado que está hecho de otra pasta.