¡El Manchester United ataca!El León que quiere comer en Inglaterra

Sería uno de los movimientos más inesperados del mercado

El Manchester está entrando en modo colapso. Al equipo entrenado por Ole Gunna  Solskjaer le queda dinero para gastar. Pero se está encontrando con otro problema que hasta hora el equipo de Manchester no sufría. Los jugadores no quieren jugar en su equipo como si pasaba antes. Si dudan entre el Manchester y otro equipo están eligiendo en favor del equipo contrario. Desde las oficinas de Manchester no entienden nada.

Si está semana fue Paulo Dybala quien parece que les daba calabazas en favor del Tottenham y Maurcio Pochetino, era otro jugador del equipo entrenado por el argentino el que también daba calabazas al equipo red devil. El danés Christian Eriksen, que iba a ser piedra angular del nuevo proyecto del equipo mancunian dijo que no. Quiere jugar en Madrid y ahora mismo el Atlético lo tiene en sus manos para hacerse con sus servicios.

No son buenos tiempos para el otrora campeón de Europa con Sir Alex Ferguson, que sigue siendo una figura importante en el club pero que ya no tiene el peso internacional que el escoces tenía cuando era entrenador del primer equipo. Antes tan solo una llamada de Ferguson hacia a cualquier jugador irse a Manchester sin haber hecho ni las maletas. Pero ahora es mucho más complicado porque el Manchester ya no tiene la fuerza que tenía cuando dominaban Europa.

Es por eso que el Manchester ha puesto sus ojos en jugadores de segundo nivel o segunda fila, como Bruno Fernandes, que también rechazo fichar por el United. Más palos para la dirección deportiva.

Ahora han puesto sus ojos en España. Saben que hay muchos jugadores que en España sueñan con probar suerte en la Premier, donde también los sueldos son más suculentos. Fue el caso este mismo verano de Pablo Fornals que este año jugará para el West Ham.

Ahora el Manchester United ha mirado a Bilbao. Allí ruge desde hace años Iñaki Williams, que este año ha alcanzado su madurez futbolística.  El de Bilbao es visto como un jugador perfecto para la Premier por su velocidad y su capacidad de trabajo. El Manchester sabe que se enfrenta a un club que nunca negocia por sus jugadores. Tendrá que pagar la cláusula si quiere sacarle de Bilbao a Williams.

Iñaki quiere rugir en el país de “los tres leones”. Él podría ser el Rey León. El tiempo se agota pero el Manchester tiene en su mente a Iñaki Williams. Hakuna Matata.