Ni él mismo lo esperaba: Jürgen Klopp se hace con la bomba, ¡sorpresón!

El deseo del técnico ha permanecido oculto hasta ahora

Hay amores que matan y otros que duran toda la vida. Por mucho que un entrenador o un jugador de talla mundial cambien de aires, hay piezas en sus carreras que les marcan, les transforman y se convierten en imaginarios que nunca olvidan. Ni cuando están en los malos momentos, ni cuando alcanzan la cima, que, salvo en el caso de Leo Messi y Cristiano Ronaldo, suele rozarse con brevedad.

Cristiano, con el Madrid

La memoria está ahí, nunca duerme. Los futbolistas no son ajenos a ello y recuerdan que algunos técnicos han conseguido sacar lo mejor de ellos hasta llevarlos a una posición de crack mundial. Que no es poco.

Ahora mismo es Jürgen Klopp el entrenador más cotizado del momento, quizá con la excepción de Pep Guardiola. Lo que es indudable es que la irrupción del alemán en el Liverpool ha sido un amor a primera vista: a club con pasión y carácter, técnico pasional y temperamental. Carisma puro entre las dos partes. El Liverpool gusta de siempre, por su espíritu y Anfield, pero con Klopp más.

Y si a ello se une que el entrenador fetiche de Marco Reus fue precisamente el de Stuttgart, da como resultado un romance que siempre ha permanecido latente. Reus, que fue cotizado por todos los grandes, ha vuelto a tener picos de crack, como antes de su calvario con las lesiones.

El ariete bávaro, en unas declaraciones a Goal & DAZN, dijo de su ex entrenador: “Jurgen puede desarrollar jugadores y mejorarlos. Ese es un factor muy importante. Tiene una forma especial, en el entrenamiento y la interacción personal”. Por su parte, Klopp siente debilidad por el delantero y cree que aún puede sacar su mejor rendimiento en Inglaterra, por lo que ha pedio a los dirigente reds que sondeen el posible fichaje, y si no entraña riesgos, se lancen a por él.

¿Volveremos a ver a la pareja junta?.