¡El nuevo Van Dijk! El City ya sabe que central quiere para enero

Guardiola ha encontrado el jugador que estaba buscando y es una sorpresa mayúscula

El Manchester City se ha lanzado al mercado.  La lesión de Laporte ha roto por completo el planteamiento que tenía  para la temporada. Laporte puede jugar de central y de lateral, también era fundamental en la defensa de 3 que plante en ocasiones el entrenador catalán. Con su lesión el City se ha lanzado al mercado en busca de un central de garantías que le permita revalidar su título en la Premier y  de una vez por todas asaltar la Champions.

Se le resiste al club de Manchester la máxima competición continental. El año pasado en las puertas de las semifinales y con todo a favor, perdió la oportunidad tras el gol de Fernando Llorente en el Etihad. En el último minuto marcó el City pero el VAR lo anuló por, milimétrico, fuera de juego. Hace dos años un excelso Liverpool eliminó al City que se vio superado en todo momento.

La baja de Laporte va a suponer que jugadores que iban a contar menos, como el argentino Otamendi, tengan que ponerse el mono de trabajo. Otros como el español Angeliño tendrán más fácil tener minutos. Pero Guardiola quiere un central para enero.

Ha tanteado a Varane, pero parece imposible que el Madrid le deje salir a mitad de temporada. Umtiti era una opción real pero la última lesión del francés ha hecho que se echen para atrás. A su maltrecha rodilla se le une ahora problemas musculares que mantienen al francés en el dique seco.

Guardiola ha puesto sus ojos en el eslovaco Milan Skrinar. El central lleva dos años siendo el referente en la zaga del Inter de Milán. Fuerte, rápido en el corte y muy contundente. Recuerda en sus condiciones al holandés Van Dijk. Skrinar puede ser ese jugador que Guardiola busca desde hace tiempo. Un central capaz de poder jugar al balón y ser bueno también con metros a la espalda para permitir al equipo jugar lo más adelanto posible.

El único, y no es poco, pero a la operación es Antonio Conte. Cuenta con Skrinar como alguien fundamental en su esquema. Y sacarle de allí va a costar mucho. Más de 100 millones de euros seguro. Pero a Guardiola el dinero le da igual. La Champions no tiene precio y él lo sabe.