Otro colombiano triunfando.Valverde no entiende que le dejarán marchar

El futbolista apenas tuvo oportunidades en Barcelona y ahora triunfa en la Premier

Ernesto Valverde tiene problemas en todos los frentes. En la portería Neto se lesionó casi al llegar y estará de baja una buena temporada. En el medio hay un evidente overbooking y alguien tendrá que salir si no quiere que los jugadores se revelen a lo largo del año por la falta de minutos. Arturo Vidal y Rakitic son los dos hombres que más han sonado para salir. Pero Valverde quiere a los dos en su equipo… En la delantera tras las lesiones de Messi, Dembélé y Luis Suárez el equipo está en cuadro. Incluso podría debutar Carlos Pérez. Canterano del equipo y que podría tener la oportunidad este fin de semana.

Pero si hay un problema que lleva a Ernesto Valverde dándole vueltas durante toda la pretemporada, desde el partido de Anfield exactamente, es la defensa. La pareja Lenglet-Piqué parece la titular pero solo se le suma un renqueante Umtiti y un inexperto Todibo. Es una posición que Valverde no ve bien cubierta pero que la dirección deportiva ha decidido durante el verano no reforzar. Se fichó a un lateral izquierdo para dar descanso a Jordi Alba, Junior Firpo. Pero no llegó ningún central, de hecho se fueron dos…

Y encima la pesadilla de Liverpool continúa para Valverde. No porque el partido de Liverpool se repita todos los findes, seguro que en su cabeza se repite más de una vez al día, sino porque en Liverpool está jugando el colombiano Yerry Mina a un nivel espectacular. El ex del Barça juega en el Everton y está sorprendiendo a todos por el nivel que está dando. Está respondiendo a la confianza que no tuvo en Barcelona.

Lleva ya dos partidos siendo titular y el mejor en la defensa Toffee. Su entrenador valora su trabajo y en dos jornadas lleva ya 13 duelos ganados en dos partidos. Es el líder de la defensa del Everton que su afición ha bautizado como los angry birds.

 

Y mientras tanto Valverde buscando soluciones para su defensa… Ahora se acuerdan de Yerry. No hubo paciencia con él.