Pogba tiene opciones para ir al Real Madrid (¡el United está en ruinas!)

Falta mucho dinero.

El Manchester United está en ruinas, tanto en la faceta deportiva como en la económica y es por ello que probablemente tenga que vender a Paul Pogba a final de temporada.

La única buena noticia viene gracias al ahora delantero del Inter Romelu Lukaku, quien ahorró al Manchester United 5 millones  de euros cada temporada gracias a su horrible forma frente a la portería.

Como parte del movimiento del belga a Old Trafford en 2017, el Everton insertó una cláusula que habría visto al United pagar una suma global de 5 millones de euros más cada temporada que alcanzara los 20 goles en la Premier League. Sin embargo, la forma horrible de Romelu Lukaku en Man Utd le ahorró al club 5 millones por año.

A pesar de anotar 25 goles en la Premier League en su última temporada en Goodison Park, Lukaku nunca alcanzó esa cifra en Manchester después de su movimiento de 75 millones de euros. De hecho, Lukaku anotó solo 16 veces en 2017-18, mientras que sumó 12  la temporada pasada.

El jefe Ole Gunnar Solskjaer supervisó su traslado de por 73 millones al Inter de Milán este verano, asegurando que el pago de 5 millones nunca haya salido a la luz.

Un inicio horroroso

El Manchester United ha anotado solo nueve veces en siete juegos de liga esta temporada, sentado décimo en la tabla, 12 puntos por detrás de los líderes de la liga, el Liverpool. Es el peor comienzo de temporada del club en 30 años, con Solskjaer potencialmente enfrentando las consecuencias.

El récord del entrenador después de 28 partidos  en la Premier League es peor que el de José Mourinho en el mismo lapso en el período previo a su despido.

Mientras tanto, el United enfrenta una enorme factura de 74 millones de euros por variables de transferencia adeudados en varios fichajes, incluidos Fred y Diogo Dalot.

En los últimos años, los jefes de Old Trafford han estado incentivando acuerdos para garantizar que paguen lo menos por adelantado posible. Y ahora puede acabar siendo la sentencia de un Pogba que sigue sonando en el Real Madrid.