Un pretendido por el Madrid liderará el Chelsea (y sustituirá a Hazard)

Frank Lampard le quita presión pero confía en él

Cuando tienes a un jugador franquicia, que además ha sido normalmente uno de los mejores jugadores de la Premiere League, cuesta decirle adiós. Eden Hazard en el Chelsea FC estos últimos años ha sido el alfa y el omega, y, por momentos, al menos en esta última temporada, el único foco al que agarrarse para construir el juego del equipo. Es lo que suele acompañar a una figura de clase mundial.

Pero Hazard ya es historia, para el Chelsea el presente es Frank Lampard y su ilusionante, sobre todo para la afición, proyecto. Frankie conoce el club y la Premiere, sabe lo que necesitan sus jugadores, ha sido campeón de liga y Champions vestido de blue. Lo tiene todo para dar con la tecla. Eso sí, al final necesita a jugadores para luchar por grandes metas, que el Chelsea las tiene en la temporada que está por empezar. Sin embargo, la restricción de fichajes impuesta imposibilita lanzarse al mercado. Un duro contratiempo que hay que superar.

Cesc Fábregas y Eden Hazard, en el Chelsea

Así las cosas, las esperanzas se ponen en Christian Pulisic, antigua pretensión de Florentino Pérez, que se erige como la verdadera ilusión de los londinenses. Catalogado de intermitente, la calidad del estadounidense está fuera de toda duda. Vertical y habilidoso, el Capitán América es capaz, por contra, de realizar grandes actuaciones y de ausentarse durante largas rachas. Y eso preocupa a Lampard, porque eso ahora ya no vale: la presión que ha sufrido hasta la fecha fue superficial, en el Borussia de Dortmund, aun siendo un grande Alemania, existen necesidades, no obligaciones, y en Stamford Bridges, y con la Champions League de por medio, la cosa será diferente. Es lo que implica fichar por un gigante económico.

Quitándole presión al joven talento americano, Lampard, en la rueda de prensa de presentación, simplemente se refirió al reto de sustituir a Hazard con nuevos futbolistas en estos términos: “tenemos muchos jugadores jóvenes, que están en una buena edad y no solo tienen potencial, tienen el talento”. Aunque todo apunta a que Christian deberá asumir galones, y muchos.