La reunión de Davinson Sánchez con el Tottenham con bombazo inesperado

El cafetero presiona

Una vez eliminada Colombia de la Copa América, de manera cruel y dolorosa, en penaltis frente a Chile, Davinson Sánchez ha pedido cita con el Tottenham, antes de irse de vacaciones, para discutir su futuro. Quiere que le garanticen la titularidad el año que viene y, si no lo hacen, escuchará ofertas.

Este curso lo ha pasado realmente mal, siendo habitual suplente de Toby Alderweireld y Jan Vertonghen. No quiere que la experiencia se repita y por ello le reclama a Mauricio Pocchettino más minutos. No soporta estar en el banquillo.

Con su selección ha demostrado ser uno de los mejores zagueros del planeta cuando tiene confianza. Su liderazgo, su carácter, su inteligencia, su fuerza, su contundencia, su velocidad y su salida de balón le hacen ser uno de los más completos del panorama. Ya tiene mucha experiencia a sus espaldas, y eso, solo con 23 años.

Al ex del Ajax ofertas no le van a faltar. Aunque en los últimos días se han caído de la puja dos de sus principales pretendientes, la Juventus de Turín, que se ha decantado por Matthijs de Ligt, y el Napoli, que anunció a Kostas Manolas, sigue teniendo dos propuestas muy interesantes sobre la mesa, tanto a nivel deportivo como económico.

La primera es la del Manchester United, que le pone un sueldo sobre la mesa de 10 ‘kilos’ netos por campaña, más del doble de lo que gana ahora, y ser el líder de la defensa, aunque no le pueden prometer títulos y no jugará Champions League.

La segunda, y más seductora, es la del Liverpool de Jürgen Klopp, que busca un acompañante de oro para Virgil Van Dijk, y que le pagaría algo menos, unos ocho ‘kilos’, pero que, además de la titularidad, le aseguraría pelear por todo.

Su precio, 60 millones.