¡O vienen esos dos o no le dejes ir!: Florentino Pérez, atento a Inglaterra

Las salidas son clave y el tiempo apremia

El Madrid tiene que soltar lastre antes de lanzarse a la búsqueda de Paul Pogba, sin embargo todo se está retrasando demasiado para el presidente del Real Madrid que va a echar el resto por el francés pero también baraja otras opciones. Sobre todo porque aunque ellos hagan los deberes, no podrán ficharlo si el Manchester no da su brazo a torcer.

Y los red devils no están dispuestos si quiera a sentarse a hablar de perder al galo sin tener alternativas de garantías para suplir al centrocampista. Ole Gunnar Solskjaer ya le ha dicho al vicepresidente ejecutivo del club, Ed Woodward, lo que quiere: Harry Maguire y Bruno Fernandes. Si bien es cierto que las negociaciones están muy avanzadas, también lo es que no se ha terminado concretar nada aún, y con solo 15 días por delante para el cierre de mercado en las oficinas de Old Trafford funcionan a toda máquina para hacer efectiva la doble incorporación.

Pogba, ¿de blanco?

Tanto es así que Woodward no se va a unir al resto de la expedición inglesa en lo que queda de pretemporada por Perth y Singapur para tratar este asunto. Cabe recordar que los Diablos Rojos ya han desembolsado 65 millones de libras este verano en Aaron Wan-Bissaka y Daniel James y parece enormemente complicado que puedan afrontar los 85 millones que pide el Leicester por Maguire y los 55 kilos que exigirá el Sporting de Lisboa por el mediocampista luso, sin vender a Paul Pogba.

Y eso lo sabe Florentino Pérez que sigue tratando de recaudar dinero a través de ventas jugosas, como la de James Rodríguez o Mariano Díaz, para, de presentarse la oportunidad en la última semana de agosto, lanzarse a por el galo y cerrar la plantilla. Con todo, la opción de Christian Eriksen es la más plausible ahora mismo, aunque el Tottenham no esperará eternamente…