¡Adíos a Neymar! Casillas llama a Cristiano para que vuelva al Madrid

El portero hace de intermediario del Madrid para pedir a Ronaldo que vuelva al equipo blanco

 

La marcha de Cristiano Ronaldo, hace apenas un año, sigue coleando en el Real Madrid. Sigue escociendo el cómo se fue y el porqué. Muchos siguen pensando que se fue por sus problemas con hacienda y eso no gustó al madridismo. Que siempre han confiado en su inocencia. No gustó el cómo. El hecho de decir que se iba nada más acabar el partido de Champions sigue siendo uno de los momentos más duros en la historia del Madrid.  En medio de una celebración. No era l momento ni el lugar. Cristiano mide muy bien sus movimientos pero esta vez quizás no lo hizo tan bien.

La Juventus llegó y pagó 100 millones de euros. Visto lo visto tal y como está el mercado no parecen muchos. Pero fueron suficientes para Florentino Pérez que estaba ya cansado de las exigencias de Crisitano con los contratos. Su relación, como es normal, se fue desgastando con el tiempo y acabó muy erosionada. Pero se tienen un gran cariño mutuo y se ha podido ver cuando han vuelto a coincidir ambos en un acto. La complicidad ha sido siempre muy buena y han tenido gestos de cariño entre ellos.

Iker Casillas sabe que el madridismo necesita alicientes. O Pogba, o Neymar… o la vuelta de Cristiano. Parece una utopía pero ya son muchas las voces que hablan de una posible vuelta del “7”. Y Casillas lo sabe. Por eso ayer mismo hizo una llamada a Cristiano Ronaldo. Sabe que el portugués estaría dispuesto a volver al Madrid, si la oferta es buena y todas las partes están de acuerdo. El portugués y su pareja, Georgina, echan de menos su vida en España y en Madrid.

Iker Casillas realizo ayer una encuesta en su Instagram preguntando a los madridistas que preferirían, el fichaje de Neymar, el de Pogba … o la vuelta de Crisitano. Después de casi 300.000 votos la respuesta es clara: un 64% de la gente quiere la vuelta de Cristiano.

El madridismo ha hablado. Ahora solo falta que Florentino y Cristiano escuchen la llamada.