“Un año cedido y lo compramos”: operación de última hora entre grandes

El jugador quiere marcharse y es la mejor opción para las tres partes

Cuando un jugador está disconforme en su actual club, lo mejor que pueden hacer las dos partes es facilitar su salida, aunque esto no es siempre tan fácil. Es cierto que el futbolista hoy en día ha adquirido un poder sobre el club muy grande, toda vez que es capaz de romper contratos y forzar su salida con bastante asiduidad. Sin embargo, sobre todo en el caso de las estrellas, ocurre que el club vendedor espera una retribución acorde a la inversión realizada.

Hay ejemplos para aburrir. El más sonado es el de Neymar Junior, que no quiere permanecer ni un minuto más en París, pero los parisinos, que invirtieron 222 millones en él, no le quieren dejar marchar sin recibir un pago acorde, al menos en activos suficientemente contrastados como para suplir el hueco futbolístico que deja el carioca en el equipo de la capital francesa, que no es baladí.

Neymar, en la grada de París

Una situación similar ocurre con James Rodríguez, con el que no cuenta Zinedine Zidane. Pero en este caso no hay ningún club que haya venido con una oferta suculenta por él. Por lo que una solución muy usada en la actualidad, ante la falta de liquidez, es la cesión con obligatoriedad de compra: véase el caso de Philippe Coutinho y el Bayern o la oferta que ha presentado el Barça al PSG por Neymar.

Algo así ha planteado el Inter de Milan por Alexis Sánchez, que está sin puesto ni beneficio en el Manchester United. Antonio Conte, entrenador nerazzurri, pretendía a Edin Dzeko, pero en cuanto ha surgido la opción del chileno no lo ha dudado: es más joven y tiene potencial de crack. Los italianos, para convencer a los red devils, piden una cesión con opción de compra por 17 millones de euros, una cantidad baja debido a la alta ficha del jugador sudamericano, que ya ha hecho saber a todas las artes que está dispuesto a bajarse el sueldo con tal de salir de Inglaterra.

Conte ya se lava las manos con su pareja Lukaku-Sánchez…