Antonio Conte arma su nuevo Inter y piensa en un madridista

Florentino Pérez no eludiría las negociaciones

Antonio Conte no regresó a los banquillos, y en su Italia natal, para hacer un bloque débil e incapaz de competir al máximo nivel en todas las disputas que tendrá el Inter de Milan, su actual club, en la temporada que está a punto de arrancar. Solo bajo la promesa de realizar un esfuerzo económico importante, el técnico, ex del Chelsea, aceptó ponerse al frente de un gigante que duerme desde hace ya demasiado tiempo, aunque, eso sí y cuenta para la presión, por menos que su vecino milanista.

Antonio Conte, nuevo técnico del Inter de Milán

Conte habla y pide a Steven Zhang, y lo hace dentro del mercado italiano -donde la competencia es compleja con una Juventus dictatorial y un Milan con ánimo de reforzarse-, y fuera de él, donde sigue con interés la Liga española y la Premiere League, que bien conoce. De ambas le gustan futbolistas y algunos de ellos los considera imprescindibles para su proyecto.

En su mente ha configurado un once en el que tiene que haber, sí o sí, un punta de referencia claro, con olfato y envergadura, y para el puesto gusta Edin Dzeko, pero el preferido es Romelu Lukaku. La situación del belga en Manchester favorece las conversaciones: el jugador quiere irse y el club venderle, por lo que parecen condenados a entenderse italianos e ingleses, y solo el precio –los de Old Trafford quieren 80 millones por el delantero y los nerazzurri solo pueden llegar a 70- separa ya al gigante ex del Everton de Milan.

Lukaku, con el Manchester

El otro que gusta es el mediocentro, aún del Cagliari, Nicolò Barella, algo que confirmó el medio Sport Mediaset. Considerada una de las nuevas perlas emergentes transalpinas, la situación de Barella es más sencilla y terminará por concretarse en las próximas fechas: el jugador está como loco por enfundarse la elástica de La Beneamata y ponerse a las órdenes de Conte cuanto antes.

Existe un tercer nombre, menos nombrado por ser la operación más compleja: Gareth Bale. Su aparición y posibilidad se está hablando en los círculos de Conte, entre los directivos del Inter e incluso entre los aficionados, y a diferencia de la opinión que genera en España e Inglaterra, aquí sí gusta e ilusiona. Creen que en Milan pueden volver a hacer resurgir al crack dormido que lleva el galés dentro; no en vano una de sus mayores exhibiciones las protagonizo contra el Inter de Milán en el Giuseppe Meazza, anotando un hat-trick para la historia.

En el Madrid pondrían facilidades, sin embargo hay un problema: si Bale y su agente no dan su brazo a torcer, es imposible. Florentino Pérez lo intentará todo.