Florentino ilusionado, Cristiano quiere volver

El crack portugués desvelo sus deseos en su última entrevista

Que el Madrid echa de menos a Cristiano no es noticia. Desde que el portugués abandonó el equipo de Concha Espina los títulos se cuentan con los dedos de una mano y sobrarían 4. Dentro del Real Madrid siempre hay evasivas cuando se les pregunta a cerca de la falta de recambio para reemplazar los 50 goles de media que promedió el de Funchal en sus 9 temporadas en el Madrid.

Sin embargo, y mas de un año después de lo que parece fue, a todas luces, una precipitada salida de Cristiano del Madrid, no es un secreto que la directiva blanca desearía deshacer este error y disponer del mayor activo de la última década madridista.

Cristiano no suele gastar mucho tiempo hablando de su pasado y vive centrado en el presente y el futuro, actitud que le ha llevado a disfrutar de gran cantidad de títulos, tanto a nivel individual como colectivo. Por eso son aún más relevantes las declaraciones del ahora jugador bianconero esta semana para una cadena de televisión británica en las que se llegaba a emocionar hablando del trágico final de su padre, fallecido en 2005 por problemas derivados del alcohol y que no pudo vivir la etapa de explosión en Manchester ni su periodo de apogeo ya en el Real Madrid luchando de tú a tú con el mejor Barcelona de la historia y lo que es más importante, ganándole y haciéndose con títulos hasta entonces reservados para el club blaugrana como aquella Copa del Rey en Valencia 2011.

En esta entrevista Ronaldo cuenta como en su primera etapa en el fútbol profesional, en Lisboa, acudía junto a algunos compañeros de su entonces equipo, el Sporting de Lisboa, a una hamburguesería donde las camareras le invitaban de vez en cuando debido a la precaria situación del portugués en sus inicios como futbolista. Pues ahora es Cristiano quien estaría encantado de invitar a esas camareras y para ello ha hecho pública este hecho y ha lanzado un llamamiento para dar con las trabajadoras para poder reunirse con ellas y charlar del pasado, presente y futuro.

Florentino Perez, que pese a tener una ruptura brusca con Cristiano en su salida del club blanco, siempre ha defendido la gran calidad humana de Ronaldo y cree que gestos como este lo demuestran y le definen como persona.