Luis Muriel puede acabar en un equipo de Champions League

El colombiano tiene destino sorpresa

Luis Muriel puede acabar teniendo suerte. El colombiano, actualmente concentrado con la selección para preparar la Copa América, que arranca en menos de una semana, no ha tenido la mejor temporada posible, pero puede acabar recalando en un equipo que la campaña que viene disputará la Champions League.

Fichado por el Sevilla en verano de 2017 a cambio de 20 millones de euros, el fichaje más caro de su historia, el ex de la Sampdoria nunca pudo convencer en el Ramón Sánchez Pizjuán, y eso que oportunidades tuvo de sobra.

Este curso comenzó como suplente de André Silva y Wissam Ben Yedder y apenas pudo tener continuidad, por lo que se decidió que la mejor opción era salir en enero. Y la Fiorentina llamó a su puerta y se lo llevó como cedido, con opción a compra.

Su impacto en el Artemio Franchi fue inmediato y pronto se consolidó, junto a Federico Chiesa, en la estrella del cuadro ‘viola’. Muriel recuperó la sonrisa y su mejor nivel y nadie dudaba de que iban a hacerse con sus derechos por 15 ‘kilos’.

Sin embargo, Luis se contagió del pobre nivel de sus compañeros y su aportación fue siendo cada vez más escasa. Al final, no ha brillado y ha acabado siendo una decepción más, en un equipo, el de Florencia, que ha sido la sorpresa negativa de la Serie A, certificando su salvación en la última jornada.

 

Pero el ariete aún tiene varios pretendientes que confían en él y en que pueda sacar su mejor versión, la que mostró en sus primeros partidos, y que le llevaron a ser comparado con Ronaldo Nazario. Palabras mayores.

Dicho equipo es el Atalanta, la gran revelación del curso, llegando a la final de la Coppa de Italia y acabando en el tercer puesto, solo por detrás de Juventus de Turín y Napoli.

En Bérgamo buscan refuerzos para mejorar el fondo de armario, puesto que jugarán la Champions League, y sueñan con ver a Muriel compartiendo ataque con su compatriota, Duván Zapata.

Su traspaso costaría unos 14 millones. Asumible.