La Operación Salida fluye en invierno en el Real Madrid. Ahora si.

Esto abre las puertas a posibles llegadas que no se pudieron dar en agosto

Zinedine Zidane ha sido claro y tajante cuando en rueda de prensa se le ha preguntado por la necesidad de fichar a un delantero en el mercado invernal. El técnico francés ha negado la mayor y ha descartado pedir la llegada alguna de delanteros porque confía ciegamente en Karim, porque cree que Jovic mejorará sus números en esta segunda mitad de la temporada y porque está convencido de que el resto de atacantes y medios van a ver aumentadas sus cifras goleadoras, muy por debajo de lo habitual para un Madrid a estas alturas de campeonato.

Mariano Díaz

Tanto confía Zidane en sus atacantes que se va a desprender de uno de ellos, el que menos contaba para el técnico galo, Mariano Díaz. A pesar de que tanto entrenador como club fueron sinceros con el delantero durante el pasado verano afirmándole que no contarían con él, Mariano decidió quedarse para tratar de revertir esta situación y ganarse una oportunidad que nunca ha llegado. Tras cuatro meses de competición el de Premiá de Mar solo ha entrado en una convocatoria, la del partido de Liga en Mallorca allá por el mes de octubre, y no llegó a pisar el césped durante el partido. 

Tras convencerse que de seguir completará un año en blanco, jugador y agente llevan semanas moviéndose para buscar equipo de cara a la segunda mitad de la temporada y parecen haberlo encontrado, la Roma. El club italiano quiere completar su delantera, en la que está el rematador Dzeko, con la velocidad de Mariano para armar un ataque letal. Por el momento la Roma solo pretende lograr una cesión pagando la mitad de su sueldo, que ronda los 4 millones de euros. De hacer buen papel en la Serie A en el club de la capital italiana se plantearían acometer su fichaje. 

Si esto se termina confirmando, y todo parece indicar que así será, el Real Madrid tendría una ficha libre que le posibilitaría realizar un fichaje en esta ventana de fichajes del mes de enero. Desde luego no sería un delantero, pero sí podría ser un medio centro que se pusiese a tiro como Eriksen, que termina contrato en junio de 2020 y es la última opción de su club, el Tottenham, de hacer caja con el danés.