¡Escalofriante! ¡Vaya tortazo que se ha dado Álex Márquez con la Honda!

El hermano de Marc Márquez la probó poco: al suelo

Primer aviso para Álex Márquez en Moto GP, la categoría reina del motociclismo, de la mano de una Honda, similar en parte a la que pilotará la próxima campaña. Y no ha sido el mejor comienzo. El catalán llegaba enfundado al box de Repsol Honda fiel a su estilo, vestido de azul, y venía con sus credenciales listas para ser puestas a prueba en el equipo más exigente. Él es campeón del mundo de Moto2, no un cualquiera, como se encargó de resaltar antes que él un tal Valentino Rossi.

Así las cosas, el que será el compañero y rival del actual campeón mundial, Marc Márquez, se dispuso, con su dorsal 73 en liza, a tomar la moto de Cal Crutchlow, de 2019, y rodar unas vueltas en su primer ensayo con la marca nipona. Y no pudo sentirse peor. En la octava vuelta de transición, el de Lérida se iba al suelo y su máquina se deslizaba, a la par que él, por asfalto y graba, solo que la moto salía peor parada. Mejor.

Álex Márquez y Marc Márquez

De esta forma al joven piloto español le sentó mal el estreno, aunque esperemos que no se cumpla eso de que lo que mal empieza, mal acaba. No tiene pinta, en la marca japonesa se sentirá como en casa, con su hermano apoyándole y aconsejándole y con su pilotaje como aval de que puede ser uno de los pilotos pujantes en la próxima campaña, con la flamante nueva moto de 2020, que aún está por llegar.

Con todo, la categoría reina le ha dado la bienvenida de la forma más ruda, una que tampoco disimuló el 93, el cual se mostró feliz por su hermano al fichar por su equipo, pero también descontento. “Mi hermano será otro rival”, dijo Marc, que también añadió que “por un lado estoy orgulloso y es una hazaña increíble, pero por el otro preferiría que mi hermano estuviera en otro box porque tendrá mucha presión”.