¡Madre mía! El Test de Sepang: los Márquez, tocados

Yamaha sigue con confianza y Ducati se hunde

Hoy comenzaban los pesos pesados a rodar sobre el circuito de Sepang (algunos ya lo habían hecho) y estábamos ansiosos por ver qué podían ofrecer los pilotos y cómo estaban las sensaciones de todos los protagonistas, y el Test no ha podido ser más contradictorio para algunos de los titulares de las marcas llamadas a competir el Campeonato del Mundo de Motociclismo. La primera en generar dudas ha sido Repsol Honda, que no ha podido empezar más contrariada.

Y es que los hermanos Márquez, con Marc a la cabeza -vigente campeón del mundo de Moto GP- seguido de su hermano Álex -actual campeón del mundo de Moto2-, no pudieron completar el circuito con una idea positiva sobre lo que serán los próximos días. Empezando por el mayor y máximo favorito al triunfo final, Marc. El de Cervera fue claro y conciso sobre su valoración de las primeras vueltas sobre el trazado malasio: “me sentí peor de lo que esperaba con el hombro”.

Marc Márquez

Noticias negativas para un Marc Márquez que andaba sopesando la respuesta de su maltrecho hombro, operado el pasado mes de noviembre, y que le está dando más guerra de la esperada. Con todo, el campeón ya aseguró que no está ni al 60% de su capacidad y, aun con ello, espera sacar mejores registros del presente test. Sus vueltas le dejaron en una discreta duodécima posición con 1:59.676. Pero es que su compañero de equipo y hermano también se tuvo que ir sin premio de este primer día oficial debido a un error mecánico en su RC213V que le obligó a meter la moto en el garaje.

Por lesión y fallo mecánico se fueron las Hondas cabizbajas al término de jornada, pero esa negatividad no es nada comparada con la que pesó sobre la Ducati del gran aspirante al trono de Repsol, Andrea Dovizioso, que acabó solo una posición por encima de Marc, con un registro de 1:59.666, y sin feeling con los neumáticos. En Yamaha la cosa es diferente. Maverick Viñales es al que más sonriente se vio de los favoritos: acabó feliz, sexto y con 1:59.367. Fabio Quartararo fue el mejor.

Maverick Viñales

 

Veremos qué ocurre mañana, donde pueden haber más certezas.