El fichaje de Coutinho monta un lío en el vestuario del Real Madrid (que teme a Florentino Pérez)

La llegada del futbolista brasileño por 160 millones de Euros es un golpe a la línea de flotación del presidente del Real Madrid y, por ende, del club blanco.

Agitación. Eso es lo que ha conseguido el Barça con el fichaje de Philippe Coutinho, cerrado este sábado poco antes de las ocho de la tarde. Nada mejor que el día de Reyes para brindarle a la afición azulgrana una llegada que sí que ilusiona, incluso bastante más que la de Ousmane Dembelé el pasado verano. Había que dar un golpe en el mercado europeo tras la pérdida de Neymar a manos del PSG y, tal y como contamos ayer mismo en Don Balón, ese golpe se inició con el futbolista francés y ha culminado este 6 de enero, día en el que se puso fin a uno de los culebrones más largos y pesados de los últimos años en el entorno del barcelonismo.

 

Pero el fichaje de Coutinho, como todos los que hacen los dos grandes, y más si son de este tipo, tendrá consecuencias en el Real Madrid. Entre el pasado verano y estas Navidades, los culés se han gastado más de 300 millones de Euros en dos jugadores que, gustos aparte, eran codiciados por media Europa y, en el caso del carioca, tiene rango de crack mundial. Esto contrasta con la política de fichajes que Florentino Pérez ha venido llevando a cabo en las últimas temporadas, más austera, conservadora en cuanto a dispendios y, sobre todo, encaminada a buscar futbolistas muy jóvenes, todavía por hacer y, si es posible, españoles, para asegurarse el dominio y a los mejores en el futuro. Un cambio de papeletas en toda regla, pues el estilo de ambas entidades había sido justo el inverso en las últimas dos décadas.

 

Pérez

 

Sin embargo, resulta que ese modelo acogido por Florentino Pérez vive ahora sus días de mayores dudas y dificultad, pues los fichajes que el Real Madrid hizo el pasado verano, arriesgando con chicos jóvenes para sustituir a los hombres de peso que se marcharon, sobre todo Morata, James y Pepe, no están respondiendo a las expectativas. Se debate ahora sobre si se ha querido rizar el rizo con demasiado futbolista inexperto y todavía sin consolidar, y esto sucede justo en el mismo instante en el que el Barcelona retoma el liderazgo no sólo en lo deportivo, sino ahora también en cuanto a protagonismo en el mercado. Cuesta creer que Florentino Pérez vaya a quedarse quieto ante esta situación, siendo, como fue siempre, el hombre de los fichajes 'Galácticos'.

 

El vestuario teme el fichaje de un delantero

 

Y precisamente, si de algo relativo a fichajes se está hablando en el entorno del Real Madrid, es de la necesidad o no de firmar un delantero que venga a cubrir la falta de gol que ha mostrado el equipo en la primera mitad del curso. Ni Zinedine Zidane, totalmente apegado a sus jugadores, ni tampoco el núcleo duro de un vestuario empeñado en protegerse a sí mismo, desean que haya llegadas este invierno, ya que consideran que habría todavía más competencia para los que ya están jugando muy poco, y todo esto desembocará, en última instancia, en la pérdida del buen rollo reinante en la caseta.

 

Sin embargo, el fichaje de Coutinho animaría a Pérez, tal y como ya hemos contado en Don Balón, a fichar definitivamente a ese delantero estrella del que tanto se habla. Y Mauro Icardi, hombre que podría disputar la Champions League, tiene todas las papeletas para llegar. ¿Se quedará de brazos cruzados Florentino Pérez hasta el verano o adelantará algún 'bombazo' para disipar el 'humo' generado por la llegada de Coutinho a la Liga? Pronto lo sabremos... pero en el vestuario blanco lo temen.