La bomba oculta del Bayern no era Sané ¡es el anhelo del Madrid y Zidane!

Vuelve la guerra entre germanos y españoles

El Bayern de Múnich es una incógnita. Los alemanes, conscientes de su superioridad en la Bundesliga, muchas veces pecan de confianza y terminan pinchando. Solo que esta temporada lo han hecho tantas veces que terminado por crear una dinámica tan peligrosa que le ha costado el puesto su entrenador primigenio, Niko Kovac. Tras él, ha llegado la reacción, pero lo germanos volvieron a caer este fin de semana en casa ante el Bayern Leverkusen, volviendo a dejar un halo de incertidumbre.

Más firme es su paso por Liga de Campeones, donde no han fallado y se han hecho con el liderato del grupo pasando a octavos de final sin problemas y por la vía rápida (por delante del Tottenham, subcampeón de Europa). Mucho de su éxito se lo deben a su punta, que está en racha. Robert Lewandowski ha empezado como nunca, promediando bastante más de un gol por partido (27 por 20 partidos disputados), aunque en el encuentro frente al equipo renano falló.

Pero en el Bayern saben que sin el polaco sus opciones de hacer algo en Alemania y Europa menguan notablemente, de ahí que quieran mantenerlo enchufado ahora que todavía goza de una plenitud total. Ahora bien, también son sabedores de que la carrera de Robert va tocando a su fin y quieren un sustituto de garantías. Lo que no esperaban en el Real Madrid es que fuera el gran anhelo de Zinedine Zidane, más allá de Kylian Mbappé.

Kylian Mbappé

Y es que Zizou nunca ha escondido su preferencia por Sadio Mané, que es el tapado del Bayern de Múnich para verano. Más allá de que todas las miradas mediáticas desde el gigante bávaro van dirigidas hacia Leroy Sané, el club planea lanzar una ofensiva por el africano del Liverpool, al que consideran un punta de garantáis y un posible líder natural, con personalidad y talento.