Florentino Pérez va a por un crack tapado ¡del Barça! ¡listo en enero!

El mercado invernal puede ser su puerta de llegada al cuadro blanco

El Real Madrid juega esta noche (hora española) un partido trascendental para su futuro en la presente campaña. Lejos de ser decisivo, que en cierto modo lo es en función de lo que haga el Brujas en el otro partido del Grupo A de la Champions League que enfrenta a los belgas con el Galatasaray (previsiblemente por un puesto para la Europa League), sí tiene el poder de refrendar al Madrid de cara a encarar un mes durísimo y fundamental para las aspiraciones blancas tanto en Europa como en LaLiga (entre otras cosas se verá las caras con el Barça).

Porque si el Madrid, que viene haciendo grandes partidos, ganado y metiendo goles, es capaz de vencer al PSG de los Kylian Mbappé, Neymar y compañía no solo sumaría siete partidos sin conocer la derrota (y su cuarta victoria consecutiva), sino que potenciaría esta racha, daría confianza al equipo al superar a uno de los rivales más fuertes del mundo, sellaría el pase a octavos de final de la Liga de Campeones, pondría al cuadro de Zidane en una buena situación para afrontar la última jornada con posibilidades de llevarse la primera plaza del grupo y enfrentaría el tramo crucial antes del parón invernal con la moral por las nubes.

Mbappé y Bernat

Esta consistencia el Madrid la ha logrado a base de muchos fallos (algunos siguen ocurriendo, como el grotesco de Sergio Ramos ante la Real Sociedad) y por un trabajo colectivo que hace del cuadro blanco un equipo que corre más, cierra mejor y es más eficiente en las transiciones. Ferland Mendy apoya más que Marcelo, Modric ha vuelto a su nivel, Kroos sigue siendo de los mejores y Casemiro es lo que es, insustituible. Y eso sigue preocupando a Zidane, que ha llamado la atención del presidente por la situación de un jugador que le encanta y está en una complicada temporada.

Y es que desde que Hansi Flick se hiciera con el Bayern de Múnich no cuenta con Thiago Alcántara. El jugador no jugó en sus tres primeros partidos con el técnico y parece ser que está empezando a hartarse de su actual momento en el club bávaro y podría plantearse una salida ¡incluso en invierno!