¡Última hora! El Real Madrid decidido a renovar su delantera en enero

Llegaría un viejo deseo blanco y se iría su principal apuesta. El Madrid en negociaciones

Las cosas para él no están yendo como querría y el Real Madrid se está empezando a mover para solucionar el problema. En el club blanco saben que el puesto es difícil y que al tratarse de una exigencia máxima, no es nada fácil adaptarse para los jugadores que llegan a él. Mucho menos si el jugador en cuestión viene para ser suplente y no tener la continuidad necesaria para poder adaptarse más rápido.

En el club creen que Jovic es joven, con mucho margen de mejora y que si necesita una temporada para adaptarse al club, a la LiLiga y al país, se lo pueden y se lo deben dar. Fue la apuesta del verano de 2019 y sabían que no era un delantero contrastado con dilatada experiencia tipo Lewandoski. Sin embargo, en las últimas semanas se ha abierto una posibilidad que podría gustar y mucho a Florentino Pérez y a su equipo. Por este motivo, hace ya algunas semanas que en la planta noble del Santiago Bernabéu se están planteando seriamente una posibilidad.

El delantero del Leipzig, Timo Werner, de tan solo 22 años, termina contrato este próximo mes de junio, y sigue sin renovar con el equipo alemán. Si el Real Madrid llegase a un acuerdo con el jugador, este podría llegar el próximo verano sin gasto alguno para el Madrid, lo cual seduce a los dirigentes blancos. Lo que ocurre es que para estos es inviable mantener en la plantilla a tres delanteros como serían Karim Benzema, que tiene contrato hasta 2022, Luka Jovic, recién fichado el pasado verano y Timo Wener. 

Luka Jovic

Por ello, como condición obligatoria para la llegada de Werner, estaría la salida de Jovic del equipo merengue. Como el Real Madrid no quiere perder dinero con Jovic, no estaría dispuesto a venderlo por menos de 60 millones de euros y debido a la pobre temporada que está realizando (tan solo lleva un gol en competición oficial) ahora mismo es difícil que algún club vaya a llegar a esa cifra por hacerse con el ariete serbio.