¡Vaya bronca! Sergio Ramos pide a Zidane que siente a este crack

Las discrepancias de estos dos jugadores del Madrid sobre el césped son evidentes

El Madrid ayer tiro de orgullo y personalidad para llevarse un duelo clave en su futuro en la presente edición de la Liga de Campeones, una derrota habría supuesto un paso atrás enorme y jugársela demasiado de cara a lo que se viene: Galatasaray y PSG en el Santiago Bernabéu y Brujas en Bélgica.

Cierto es que la primera plaza está casi imposible -toda vez que la contundente derrota blanca en el Parque de los Príncipes (3-0), unido al ritmo goleador de los parisinos (+9) y los cinco puntos de ventaja que los de Tuchel poseen sobre los de Zidane (9 tienen los de la capital de Francia, por los 4 de los merengues), pesan demasiado con solo tres choques por disputarse-, pero el Madrid, a estas alturas, no busca eso, sino mirar al futuro desde las crisis recientes y hacerse fuerte.

Sergio Ramos

Y la clave para ello, no solo para el míster galo sino para los pesos pesados de la plantilla, pasa por ser impermeables en defensa. Y no lo están siendo. Ayer concedieron tres ocasiones claras a los turcos que solo el desacierto de Andone y el acierto de Courtois evitaron que fructificaran. Buena noticia la del guardameta. Pero hay otras lecturas negativas, sobre todo para Sergio Ramos que discutió sobre el terreno de juego y en el vestuario con un viejo conocido suyo en la zaga. Y es que el de Camas está harto de sus despistes y le pide a Zidane que tome cartas en el asunto.

En central habló sobre las transiciones lentas de Marcelo y cómo le cogen la espalda con demasiada facilidad, de cómo tuvo que salir al cruce de estas equivocaciones del lateral continuamente. Ramos entiende que Mendy debe tener minutos, es más sólido y no pierde la posición, además permitiría que el lateral de la carioca sintiese la presión y se pusiese las pilas.

Por la banda izquierda es por donde se ha descosido en los últimos tiempos el Real Madrid (salvo en las titularidades de Odriozola, que está en un momento nefasto), con Hazard apático en defensa y Marcelo sin capacidad para cumplir con rapidez en ataque y defensa, Ramos ve con claridad que es el momento de un cambio, al menos como toque de atención para Marcelo.