James Rodríguez cambia la opinión de Zidane ¡Con esto!

La relación entre el entrenador y el cafetero tiene nuevos puntos clave

Esta noche el Real Madrid saltará al estadio de La Romareda -a las 21.00, hora española- con el cuchillo entre los dientes, pendiente de no bajar el nivel con los menos habituales para seguir indemne en su intento de conquistar todos los títulos en juego esta temporada (ya tiene uno en el bolsillo). De nuevo volverá a ser a partido único y ante un rival de una categoría inferior, que ya dejó en la cuneta a los blancos en una final de la Copa de Rey: el Zaragoza. El cuadro aragonés está en horas bajas, en Segunda División, pero Zidane no quiere despistes y los elegidos para la ocasión, entre ellos James Rodríguez, entienden la necesidad y la cita como una final.

Y eso le gusta del técnico francés tanto a Karim Benzema, el primero de la fila, como a Brahim Díaz, uno de los últimos; todos cuentan (unos más que otros, desde luego) y cada uno de los integrantes de la plantilla tienen un hueco para lucirse, incluido el joven extremo y Mariano Díaz, que tuvo su alternativa en la Supercopa de España celebrada en Arabia Saudí. Pero al que le va la vida en estas oportunidades es a James Rodríguez, con el que habla Zidane para que se enchufe y lo haga al mejor ritmo, que mantenga su nivel de progresión.

Zaragoza Real Madrid

Y es que la relación entre el francés y el colombiano ha mejorado notoriamente desde veranoTienen charlas y Zizou le exige como al que más, eso sí, le cede su grado de responsabilidad, como hace con todos los futbolistas. Para Zidane, el que esté por la labor de luchar un puesto, le ayudará; al que no, le dejará ir hacia el ostracismo. Y James no quiere caer en él, tanto que incluso, pese a los rumores y las señales en su contra, aún ve tiempo y espacio para ascender en importancia en el equipo.

Es más, según él y lo que ha hablado con Zidane, puede tener capacidad de ganarse un puesto entre la plantilla no solo esta temporada, sino la que viene. El cafetero tiene escasamente cuatro meses y medio para impresionar a Zidane y a la grada del Bernabéu. Sabe que el tiempo se agota y por eso está tratando de sellar su impronta de compromiso desde las oportunidades de la Copa del Rey. La de Zaragoza es la segunda tras ser el mejor en Salamanca. Zidane achucha y aprieta, no puede haber relajación y el 16 acepta el reto, vuelve a sentirse importante. De momento hoy será titular y el peso del ataque lo debe marcar él. 

James Rodríguez