¡Quiere que Isco sea la estrella de su equipo! El Madrid alucina

Ojo a las intenciones del entrenador

Isco Alarcón ha protagonizado su enésimo resurgimiento en el Real Madrid con esta Supercopa de España. Venía confirmando con buenas actuaciones la confianza que Zinedine Zidane había puesto en él y ahora, tras el partido del miércoles ante el Valencia, donde fue el más destacado del mejor equipo sobre el terreno de juego, gana enteros para seguir en el once cuando regresen Gareth Bale y Eden Hazard. De hecho, apunta a titular en detrimento del galés. Y eso no pasa desapercibido para sus compañeros y el resto de entrenadores del mundo.

No son pocos los preparadores que se han mostrado engatusados por el juego del de Arroyo de la Miel a lo largo del tiempo. Tuvo hechizado a Manuel Pellegrini, a Julen Lopetegui, al propio Zizou, gusta a Pep Guardiola e incluso al mismo seleccionador español, Luis Enrique. Y para el futbolista no hay nada como tener minutos en el Madrid para sacar toda su calidad. Hace de enganche, de volante e incluso de medio centro, ha ganado en físico e intensidad y se aplica mucho en labores defensivas.

Casi sin excepción en la plantilla, el caso de Isco es el gran milagro de Zidane este año. Y mucho que se congratula por ello el míster de España, que vuelve a ver a Isco liderando a su equipo en la próxima Eurocopa de naciones que se disputará en los meses estivales. Para el Lucho la calidad de Isco, gramo a gramo, es difícilmente igualable no ya por sus compañeros de selección, sino por el resto de jugadores del mundo, salvo honradas excepciones.

Luis Enrique

Además, a España le viene muy bien tener ese denominado falso 9 que le permita a La Roja amasar la pelota y dominar desde la posesión. Isco puede hacer la misión que otrora hiciera Cesc Fábregas y, para Luis Enrique, aún con mayor acierto, ya que para el asturiano la calidad del malagueño es muy superior a la del catalán. Si unimos a Isco a los Fabián Ruiz, Thiago, Cazorla, Saúl o Rodri, España tiene argumentos para someter al rival y profundizar con su medular. Isco sonríe, Luis Enrique aún más y en el Madrid alucinan con la transformación que ha logrado ejercer sobre el futbolista Zizou. Todos contentos.

Isco Alarcón