¡El adíos más esperado! Por fin se va y Messi no le quiere de vuelta

Después de muchas reuniones su representante da el ok

Quedan 3 días para que cierre el mercado de fichajes y la cosa sigue caliente. Muy caliente. Son muchos los equipos que siguen trabajando y buscando las mejores opciones. No solo en fichajes, también en jugadores que necesitan buscar una salida para que sus equipos cuadren las cuentas.

Desde que el control financiero llegará a La Liga de la mano de Javier Tebas y su equipo las cosas se han puesto muy serias. Hay un límite salarial que hay que cumplir y si no lo haces no puedes inscribir jugadores. Ha pasado ya en años anteriores pero parece que este año los equipos tienen aún más problemas para realizarlo.  Y eso hace que muchos tengan que buscar traspasos y salidas que no estaban previstas.

Le ha pasado al Málaga. El histórico club , que llegó a ser semifinalista de Champions, está en segunda división y tiene tan solo 8 jugadores profesionales inscritos. 8. El resto aún no ha podido pues sus salarios son más altos que su límite salarial. Para poder hacerlo ha tenido que vender a una de sus joyas, Javier Ontiveros, al Villarreal. El marbellí ha dejado 8 millones de euros en las arcas de un equipo que está herido. Veremos si de muerte.

 

En los equipos grandes el problema también comienza a ser real. El Fútbol Club Barcelona tiene un número de fichas importantes y casi el 80% de los ingresos va a sus salarios. Una barbaridad. Y ahora va a llegar Neymar si todo sale como quieren. El balance sería aún peor.

Por eso es necesario aligerar la plantilla, ya se fue Coutinho. Lo están intentando con Dembélé y Rakitic pero de momento se niegan a ser parte del traspaso y a salir del club. Quien ha aceptado es Rafinha.

El brasileño, pese a ser titular por las bajas las dos primeras jornadas, sabe que no puede competir por un puesto en el 11 y lleva negociando con el Valencia desde Julio. El Barcelona le propone renovar para irse cedido un año, pues el club ché no puede, ni quiere, pagar los 30 millones que pide el Barcelona por el brasileño.

Todos están de acuerdo, solo falta que el dueño del Valencia desde Singapur, Peter Lim , dé el ok. Rafinha se va pero con billete de ida y vuelta. De momento.

 rafinha