¡Vividor! Pudo cerrar su fichaje al Barça pero prefirió beberse un mojito

La directiva culé enfadadísima con el jugador. Dan por rotas,otra vez, las relaciones

Cuando parecía que el culebrón Neymar iba a acabar ya,por dios que acabe cuanta antes, hemos tenido un nuevo giro en las negociaciones. Que ahora el PSG no acepta las condiciones de pago del Barçá y que a Dembélé no se le pasa por la cabeza ni una milésima de segundo el hecho de salir del Barcelona este año. Y menos rumbo a París. Con lo que me gusta Barcelona y jugar aquí al Fornite, debe de pensar el bueno de Ousmane.

El jugador francés es de las personas más raras que han pisado el vestuario de Can Barça. Y los ha habido raros y peculiares. Véase Zlatan Ibrahimovic, Onésimo Sánchez o Emmanuel Petit.

Son muchos los “personajes” que ha tenido el Barcelona estos años, pero ninguno a la altura de Dembélé. En dos años ha llegado tarde, se ha saltado sesiones de recuperación, ha estado durmiendo 5 horas en un aeropuerto para viajar un día a Senegal… ha dado más que hablar fuera que dentro del campo de fútbol.

Eso lo sabe el Barcelona y la directiva. Su potencial nadie lo duda pero su implicación y madurez están evidentemente en entredicho. Por ese mismo motivo querían mandarle un año cedido al PSG donde coincidiría con Tuchel. El alemán ya le conoce del Borussia de Dortumund y sabe cómo tratar al francés.

Pero Dembele se negó. Neymar tampoco parece muy preocupado por la situación. De momento. Puede arrepentirse como ya lo hace Carlos Vela.

El mexicano estuvo a punto de ir cedido al Barça el invierno pasado. La operación iba a cerrarse y a él le pilló bebiendo mojitos en sus vacaciones de invierno. No movió un dedo y el tren del Barça pasó por alto. Aunque ahora es estrella en Los Ángeles y ya hay muchos equipos en Europa que le están tentando para volver.

vela

Esperemos que no le pille bebiendo mojitos. A Neymar tampoco. Puede ser un año de muchos cocteles en la grada para el brasileño.