¡Amenaza! Pavor en el Madrid a que hablen estos dos cracks ¡La van a liar!

Ojo a la que se le viene encima al cuadro blanco si cumplen con sus intenciones

El Real Madrid volverá esta semana a los entrenamientos con todo su grupo y regresará a la competición doméstica con la imagen en la retina de los aficionados blancos de los últimos tragos que ofreció su equipo, muy sabrosos, y también con la memoria aún viva sobre las resacas de caídas pasadas (la temporada anterior y el inicio de la actual campaña)

Las segundas son dolorosas. Y no solo eso, en el Madrid hay más fantasmas que amenazan la buena marcha del equipo, tanto en liga como en Champions League, que nacen desde dentro, aún no se han revelado y pueden hacer mucho daño al grupo, desestabilizándolo. No son uno ni dos, sino varios. El primero y más recurrente es Gareth Bale, que vuelve al grupo para quitarle el puesto, sobre el papel, a Rodrygo Goes. El galés regresa tras jugar con su selección y después de ser baja con el cuadro blanco. También tras sus palabras en las que afirmaba que prefería jugar con su país.

James Rodríguez es el otro elemento discordante, solo que en su caso ni siquiera será de la partida, porque venía de una lesión, fue con Colombia y se ha vuelto a lesionar. También Isco Alarcón, que se debate entre plantar cara a la titularidad o salir en el mercado de invierno. Además, queda cruzar los dedos porque no se lesione Casemiro. Por último, queda encajar cómo van a reaccionar el resto de piezas de la plantilla y si volverán con la imagen de Eibar o con la de París.

James y Bale

Para sembrar aún más dudas aparecen en el horizonte dos madridistas que amenazan al cuadro de Zidane y que podrían fundir al equipo merengue justo cuando empezaba a despuntar: Martin Odegaard y Keylor Navas. El Madrid se la juega en Liga ante la Real Sociedad, quinta a dos puntos de los blancos, y el PSG en la Liga de Campeones, antes de Alavés, Espanyol, Brujas, Valencia y El Clásico. El noruego y el tiko querrán hablar sobre el terreno de juego ante su ex equipo, uno que no les quiso esta temporada.