Anuncio brutal: ¡se pierde El Clásico y Zidane no da crédito!

Arrastraba una dolencia y los peores pronósticos se han confirmado: asará por el quirófano

Se puede decir que hasta la fecha actual, la presente liga española es la más reñida y emociónate de los últimos tiempos, posiblemente la más de la última década. No solo los tres grandes de España están en un punto (aún por confirmarse quien se lleva El Clásico del 18 de diciembre). El Barcelona comanda la clasificación con 25 puntos, los mismos que tiene el Real Madrid, pero los blaugranas tienen mejor balance de goles.

Detrás viene el Atlético de Madrid, con 24, que pese a momentos de zozobra en Champions League y en la competición doméstica, pese a la lesión de Joao Felix, sigue a un punto de los dos gigantes y se postula, un año más, como una alternativa real al binomio habitual. Pero es que, además, el Sevilla también posee 24 puntos, siendo el equipo hispalense una de las mejores noticias a estas alturas de temporada, con trece partidos disputados (salvo blancos y culés)

Leo Messi

Por tanto, entre la igualdad, previsiblemente serán los duelos directos los que marquen la diferencia entre estos cuatro equipos (también entre los inmediatos perseguidores de estos: léase, Real Sociedad -23- o Athletic, Getafe, Granada y Valencia, todos ellos con 20). Y aquí, el primer gran choque entre ellos es el que tendrá lugar entre el Barcelona y el cuadro de Simeone el próximo 1 de diciembre en el Wanda Metropolitano, el llamado Pequeño Clásico y que se va a perder una de las estrellas colchoneras: Diego Costa.

Diego Costa

Y es que el jugador internacional hispano-brasileño le han diagnosticado, tras someterse a unas pruebas de control y después de soportar unas molestias cervicales continuadas, una hernia discal cervical que seguramente le haga pasar por el quirófano y le mantenga fuera de los terrenos de juego de dos a tres meses. Malas noticias para el Cholo y para Zinedine Zidane que, de lejos, esperaba que los vecinos de Madrid plantaran de la mejor forma cara al Barça.

A buen seguro que lo harán con o sin Costa, pero la ausencia del punta siempre es un déficit en un partido de alto voltaje. También le ha soprendido a Messi, Luis Suárez y al Barça, que esperaban ver Costa sobre el césped.