El Madrid se adelanta y ata a Sancho ¡ofrecido y Vinicius está en el ajo!

Los blancos han lanzado una ofensiva al Dortmund cuando peor está el futbolista

A Florentino Pérez le salen las cuentas. El presidente del Real Madrid está pensando a lo grande, no ya en lo que tiene por delante deportivamente el club en su sección de fútbol, sino lo que está por venir. Para el impresionante nuevo estadio Santiago Bernabéu que está en marcha quiere un equipo a la altura, y para eso no solo le basta con acertar en el fichaje de juventud y recambios de futuro, quiere que estos sean cracks mundiales.

La explosión de Rodrygo Goes ha sido un golpe de efecto a su política de fichajes, y el atrevimiento de Fede Valverde no hace sino confirmar este hecho. Por eso Florentino se siente pletórico y ahora quiere dar un golpe definitivo sobre la mesa: antes de que acabe la temporada quiere cerrar uno de los fichajes bomba de Europa. Y no será el único.

Pero concentrándonos en este, el máximo dirigente blanco, que está en permanente contacto con el Borussia de Dortmund por Achraf Hakimi, ha encontrado una fórmula irrechazable para conseguir la incorporación de Jadon Sancho por un valor poco superior a los 100 millones de euros. Florentino prepara una oferta de 100 kilos más objetivos al Borussia pero concediendo a los alemanes la cesión de Vinicius Junior por un año.

Vinicius Junior

No le ha ido mal a las promesas madridistas forjarse en el país bávaro, sin ir más lejos Dani Carvajal o el mismo Achraf son ejemplos de ello. Por lo que conseguir rebajar la cifra de salida de Sancho, que de otra forma se iría a una cantidad nunca inferior a los 150 millones, y hacerse  con los servicios de uno de esos futbolistas distintos llamados a gobernar Europa en los próximos años, es una gran noticia. Y el movimiento blanco, además, coincide con un mal momento del extremo inglés, por lo que ha pillado a sus rivales directos por contratarle, es decir, Manchester United, Manchester City y Liverpool, con la guardia baja.

Jadon Sancho

Falta hacer la propuesta y ver como la aceptan los alemanes, que ya se han hecho a la idea de perder a la joya británica para el próximo curso, y la llegada del joven brasileño merengue bien podría calmar las aguas en el Westfalenstadion por la salida Sancho.