¡Bomba! El Barça soprende a todos con la llegada de su refuerzo invernal

Arda Turan no estaba a gusto en el club turco y pondrá fin a su cesión

Hay jugadores que están llamados a hacer grandes cosas pero que, sin embargo, se terminan quedando por el camino. Arda Turan es uno de ellos. El centrocampista turco, tras realizar años brillantes en el Galatasaray turco y después en LaLiga, con el Atlético de Madrid, fichó por el Fútbol Club Barcelona en el verano de 2015. 

En principio llegaba en el mejor momento de su carrera, por edad y por madurez, y llegaba al Barça para apuntalar un centro del campo de mucho nivel con Busquets e Iniesta que acababa de sufrir la baja de Xavi Hernández. Puede que esto le pesase mucho al jugador turco, o que la presión de jugar en un club de máxima exigencia le agarrotase y le bloquease hasta el punto de parecer la sombra del jugador que se pudo ver y disfrutar en el equipo colchonero.

Lo cierto es que Arda nunca volvió a ser el que fue en los años anteriores al 2015 viéndose envuelto además en escándalos extra deportivos como aquel de la pistola en el hotel de Turquía por el que se le terminó juzgando y condenando aunque pudo librar la cárcel. En esta última temporada está jugando cedido en el club Instambul Bašakšehir F.K. de Estambul pero su sueño es retirarse jugando en el equipo que le vio nacer como futbolista profesional, el Galatasaray

Por este motivo, el jugador y su agente están decididos a romper su actual cesión para volver a Barcelona y negociar una salida al Galatasaray. Para que esto se produzca, el equipo turco deberá pagar para fichar a Arda y aunque no será una gran cantidad sí se espera hacer algo de caja con él. 

Arda Turan

En los próximos días se sabrá si Barcelona, Galatasaray y Arda Turan se salen con la suya y con ello se pone fin a la relación entre Barça y Arda que parecía que iba a ser mucho más exitosa de lo que luego terminó siendo.