¡Última hora! Piqué se lo lleva a Barcelona en 2020. Madrid en shock total

Se confirma la noticia y ha dejado a muchos sin palabras y a otros muy enfadados

Pues ya es una realidad. Mucho se había rumoreado sobre el tema pero hasta que no se ha hecho oficial no se podía dar por seguro por tratarse de una noticia bastante difícil de creer. Cuando Piqué ha hecho saber a los suyos, al entorno cercano, que esto es cierto, en Madrid se han tirado de los pelos. ¿Cómo es posible que el capitán del Barcelona haya sido capaz de hacer algo así? ¿En qué estaban pensando en Madrid? Ha pillado a muchos desprevenidos y el central culé ha aprovechado el factor sorpresa para salirse con la suya.

Isco

Cuando la empresa que dirige Gerard Piqué se hizo con la gestión del torneo más longevo del deporte actual, la Copa Davis, firmó un contrato de dos años de duración por el cual durante ese periodo el torneo se celebraría en Madrid y se podría ampliar a un tercer año si ambas partes estaban de acuerdo. Sin embargo, parece ser que los planes de Piqué y Kosmos, su empresa y organizadora del evento son bien distintos: quieren llevarse el torneo a Barcelona ya mismo, para la edición de 2020, la que será la segunda de esta nueva era del torneo.

Para poder llevar esto a cabo tendrá que indemnizar a Madrid como se establece en las cláusulas del contrato y el motivo principal es que uno de los principales patrocinadores, Rakuten, quiere ampliar su presencia en Barcelona y para ganar visibilidad están decididos a mover el torneo a la ciudad condal. Además, el propio Roger Federer estaría dispuesto a participar siempre y cuando fuese en una ciudad al nivel del mar como es Barcelona. 

Por todo ello, tiene pinta de que Isco, Sergio Ramos y compañía tendrán que viajar al Palau si quieren ver tenis de primer nivel durante el otoño de 2020. Puede que incluso Isco no necesite viajar si, finalmente este verano sale del Madrid y el Barcelona se hace con sus servicios. En el pasado se supo que el equipo catalán estuvo realmente interesado en el malagueño y quién sabe si en los meses próximos ese interés retorna a las oficinas del Camp Nou.