El bombazo del Barça no es Neymar ¡Es él! ¡Tiembla Europa!

Bartomeu se mueve y si se confirma sería la bomba del año

El Barça con Leo Messi camina seguro, el problema es que su proyecto pende de ese hilo. Es una hebra robusta, llena de garantías y filamentos, infinitos recursos, pero también lleva demasiado peso sobre sus hombros, ya no tiene 20 años y algún día faltara, y cuando el astro argentino ya no pueda tirar del carro, este Barça caerá. Al menos esa es la impresión que da.

Leo Messi volvió a resolver la papeleta complicada liguera que se le presentaba al cuadro culé en el Camp Nou ante un combativo Celta de Vigo. La Pulga tiró de calidad y anotó un hat trick de los que solo él parece capaz de hacer: dos goles de falta directa y un disparo seco nacido de la nada. Fin de la historia y tres puntos. Eso sí, el Barça se aferra a ese sendero.

Leo Messi

Por juego y sensaciones, los blaugranas ofrecen dudas. Muchas. Sin Messi no hay plan, más si Luis Suárez coquetea tanto con las lesiones. Ni Antoine Griezmann, perdido en la pizarra azulgrana; ni Ousmane Demeblé, ofuscado con las lesiones y sus cabeza; ni Ansu Fati, joven y con talento, sí, pero demasiado precoz para asumir la responsabilidad, parecen capaces de tirar del carro. Además Ernesto Valverde está cada vez más discutido. Pero, ¿y si Josep Maria Bartomeu hubiese encontrado fuera, concretamente en las Islas Británicas, la solución más bestia a todos los problemas de Can Barça?

Ayer el Liverpool goleó y le metió un golpe brutal a la Premie League y al Manchester City de Guardiola al vencerle por tres tantos a uno. El de Sampedor nunca había estado tan atrás en una competición doméstica (cuarto, a nueve puntos del líder) y algunas voces en Inglaterra hablan de malestar y desgaste en la plantilla sky blue, por lo que el presidente culé, que no tiene una buena relación con Pep, estaría pensando en verter todo el nuevo proyecto al precio que cueste, desde la campaña 2020/21, en el míster catalán, en el que sería el fichaje de los fichajes en el Barça. El más ilusionante.

La vuelta a casa de Pep Guardiola no será fácil ya que siempre se ha manifestado en contra de regresar, sin embargo el máximo mandatario culé daría el todo por el todo por él. ¿Podrá el dinero acercar posturas?