¡Bartomeu pone una condición a la continuidad de Valverde! ¡Messi alucina!

El puesto del ‘txingurri’ depende de esta circunstancia ¡En enero!

Pese a que no son momentos fáciles para los dos grandes de la Liga española, la caída del homólogo anima a la baja forma del enemigo. Aunque en el Barça y el Madrid hay sensaciones contrapuestas. El problema del Barcelona parece interno, profundo y afecta a la actitud. El cuadro blaugrana sí parece capaz de ganar a cualquier rival en un arrebato de calidad pura, no en vano, gramo por gramo el bloque culé es, si no la mejor, una de las dos mejores plantillas de Europa.

El del Madrid es un caso diferente. Los blancos tienen carencias y, pese a que haya una desconexión y una disminución de carácter puntual, el equipo merengue ofrece más dudas incluso a pleno rendimiento. A diferencia de los culés, que se les caen los goles, a los de Concha Espina simplemente no les alcanza con lo actual. Pero eso no es consuelo para el Barça.

Ni para su presidente Josep Maria Bartomeu, que espera mucho más del rendimiento de su plantilla y le tiene mosqueado el ritmo irregular de su equipo. La caída de Levante (en la que el Barça volvió a dar una pobrísima imagen cayendo por tres tantos a uno y perdió una vez más a Luis Suárez) ha convencido al mandatario por primera vez de que tiene que buscar un plan B a Ernesto Valverde. Y lo ha encontrado.

Leo Messi

El máximo dirigente culé está en contacto con Ronald Koeman, que ya ha aceptado, y dada la igualdad reinante, ambos activarán esa posibilidad si se da una circunstancia: si el Barcelona pierde El Clásico en el Camp Nou, el míster vasco no llegará a comerse el turrón. Por supuesto Bartomeu espera que esta posibilidad no se dé, pero es posible, más si cabe con las prestaciones tan caóticas que está reflejando el rendimiento del grupo, en el que solo tira del carro Messi.

Ronald Koeman