Bombazo: No le aguanta y uno de los dos saldrá en junio

Han bastado unos días para saber que no se tienen ningún aprecio

Los problemas se hacen más y más grandes en Can Barça a medida que avanza este 2020. Desde el inicio del año no han parado de sucederse las malas noticias para el club azulgrana. Si el nuevo año empezaba con la malísima noticia de que la lesión de Luis Suárez le dejaría en el dique seco durante más de cuatro meses, a esto se sumaba quedarse fuera de la lucha por el primer título de la temporada a las primeras de cambio y la posterior destitución de Ernesto Valverde

Casi nada en menos de un mes que llevamos de 2020. Pues a esto se suma ahora lo que se ha sabido ayer tras el partido y derrota en Valencia. Cuando Quique Setién estaba terminando de dar la rueda de prensa tras esa primera derrota en Mestalla, se filtró la noticia a algunos medios de que uno de los capitanes, Gerard Piqué, y el nuevo técnico del Barca, Quique Setién, no se soportan. 

El mal rollo entre ambos vendría de lejos, pues el central y el entrenador habrían tenido sus más y sus menos en anteriores enfrentamientos entre Barcelona y Betis. Esto en principio era algo que se solucionaría durante los primeros días entre míster y jugador para pasar a quedar en algo anecdótico pero tras los primeros entrenamientos los medios que siguen el día a día blaugrana se han hecho eco de la frialdad con la que uno y otro se relacionan entre sí.

Piqué

Al capitán no le gustan las formas ni el modo en el que el entrenador cántabro está empezando en el club y si ya tenía dudas de seguir o no jugando al fútbol al máximo nivel, esta nueva situación le está sirviendo para equilibrar la balanza en una clara dirección. Ahora bien, Piqué quiere esperar a ver cuanto dura Setién en el banquillo azulgrana, porque si no reconduce su juego y resultados puede que no sea mucho...