¡Crisis total! El vestuario del Barça está roto

La situación es muy complicada y Valverde ha perdido el control de la situación

A Neymar o le amas o le odias. No suele haber término medio con el brasileño. O le quieres para siempre y le defiendes hasta el final, o te parece mal todo lo que hace y no le aguantas. No hay escala de grises. Como tampoco lo ha habido en su carrera, capaz de lo mejor y de lo peor, el brasileño va a vivir su temporada más complicada desde que aterrizó en Europa.

Hasta ahora todo habían sido alabanzas, al menos la mayoría, a Neymar. Que si era un crack mundial, el sucesor de Messi, el jugador llamado a marcar una época… pero el tiempo ha pasado y no ha ocurrido nada de lo que pensábamos. Neymar es bueno, buenísimo. Pero ni ha marcado una época ni mucho menos ha estado a la altura de considerarle como sucesor de Messi. De hecho nunca ha estado Neymar en las apuestas para ganar el balón de Oro. Ni de lejos.

Neymr

No es un niño ya Neymar. No es el joven que llegó al Barça hace unas temporadas y el tiempo se le va escapando. Neymar cumple el año que viene 28 años, cuando tenía que estar en su plenitud llega en un mar de dudas sobre su vida privada, su tobillo.

En el vestuario del Barcleona están divividos. Los que lo aman a, Luis Suárez, Messi, Pique… y los que, por unas razones u otras, le odian: Rakitic, Dembele, Semedo… hay mucho malestar en el vestuario sobre como ha ido el mercado de fichajes y muchos jugadores se han sentido tan solo como una carta para intercambiar. La sensación que hay en el equipo es que no se ha valorado a la plantilla y que la obsesión por Neymar ha hecho olvidar que esta misma plantilla ha ganado la Liga dos años consecutivos con más de 10 puntos de ventaja sobre el Real Madrid.

Hoy Bartomeu explicará ante los socios el “caso Neymar”. Realmente debería hacerlo en el vestuario. Ahí es donde Valverde tiene el lío.