¡Exclusiva Barça! Valverde se la juega en unas horas ante el Atleti

Bartomeu le pone mucho más interés al duelo de lo que la gente piensa

Quizá para nosotros, los espectadores y periodistas, sea exagerado hablar de jugarse el puesto en el banquillo del FC Barcelona en enero y en un partido de Supercopa de España cuando se está liderando la liga y se ha gobernado su grupo de la Champions League, como ha hecho y hace el Barça, pero la presión sobre el presidente blaugrana por su entrenador es enorme. Ni gusta a la grada, ni su juego es atractivo, ni le vale a la afición culé con el título liguero. Por eso el choque de esta noche frente al Atlético de Madrid (20:00, hora española) es una final absoluta para Ernesto Valverde.

Se le ha mirado siempre con lupa, nunca convenció en la Ciudad Condal, pero la mala temporada la pasada campaña del máximo rival, el Real Madrid, unido a que en su primer año consiguió el doblete (título liguero y Copa), le valieron para seguir adelante. Este año, sin embrago, no va a servir solo con eso. El Barça quiere reinar en Europa y ganarlo todo. Parece mentira, pero el txingurri está en el alambre, y lo peor es que él lo sabe aunque el club no se lo haya comunicado.

Josep Maria Bartomeu ya está planificando un futuro sin el míster vasco y cada pequeña excusa es buena para llevarla a colación a la hora de hacer balance al término del curso deportivo. En Can Barça, y especialmente en las oficinas del Nou Camp, se ve con mucho recelo y especial preocupación como el Madrid sigue creciendo en juego y resultados, y su equipo va menguando, no en lo segundo pero sí en lo primero. Y todo pese a Messi.

Messi

Y además el máximo mandatario culé cuenta con otro pulsímetro que le da muestras del desgaste del ex preparador del Athletic Club, los futbolistas ya no creen ni plasman con tanta eficacia su sistema de juego. Y no solo eso, el mismo entrenador ya ha dejado entrever que será él quien abandone la disciplina blaugrana. Para Bartomeu eso sería ideal en mayo, ya que su imagen quedaría indemne, ahora bien, no quiere ni oír hablar de quedar eliminado esta noche. Eso lo precipitaría todo…

Ernesto Valverde