Florentino Pérez apuesta por la próxima perla ¡Es buenísimo!

Tiene 16 años y es el Messi inglés ¡Ojo!

Moverse y apostar o quedarse estático y arriesgarse a perder al nuevo Kylian Mbappé, al próximo Leo Messi o al siguiente Cristiano Ronaldo. Son muchos los jóvenes que empiezan despuntar en el fútbol europeo y solo unos cuantos llegarán a ser jugadores dominantes; unos pocos, tal vez uno o dos, podrán llegar a ser el gran crack de su tiempo. Incluso puede que ninguno. Lo que está claro es que el Real Madrid no se quiere quedar atrás en esta carrera y ha fijado un nuevo objetivo en su cartera que juega en la Scottish Premiership y tiene 16 años.

Algunos, por su capacidad para desbordar y su facilidad para llevar la pelota pegada al pie, le llaman el Messi inglés. Podría ser algo similar al argentino en sus inicios, ya que juega en la banda derecha, a pie cambiado, y su explosividad y capacidad de encarar y esquivar rivales ya empieza a levantar a la grada escocesa. Karamoko Dembelé tiene las cualidades para llegar alto, sin duda, aunque la meta de Messi sea inalcanzable para el resto de los mortales, si es un buen faro en el que mirarse. El mejor nunca es mal ejemplo.

Leo Messi

El joven británico termina contrato con su club en 2021 y en este mismo verano podría ser una de las opciones más interesantes para los grandes transatlánticos europeos en cuanto a materia de fichajes de jóvenes talentos se refiere. El Madrid es uno de los clubes que tiene pensado preguntar por él en las próximas fechas, aun sabiendo que varios gigantes de la Premier League le siguen la pista.

De hacerse con sus servicios, Florentino Pérez tomaría con Dembelé la vía Reinier, Vinicius y compañía, es decir, situarle en el Castilla o cederle a algún club para que se curta, seguramente por dos años y en la liga española, preferentemente. El caso de los tres brasileños, dos de ellos ya en el primer equipo, Kubo o Martin Odegaard son ejemplos de esta nueva política de fichajes, Fede Valverde o Dani Carvajal representan el éxito de estas apuestas.